La alimentación adecuada para evitar las inflamaciones en nuestro organismo

La buena alimentación ayuda a reducir el proceso de envejecimiento y el sentimiento de cansado e hinchado. El envejecimiento se da por las constantes inflamaciones del cuerpo, esto debido a las diversas clases y composiciones de los alimentos que consumimos.

«La inflamación es la precursora del envejecimiento». La inflamación celular es otra de las consecuencias de la mala dieta y alimentación. Pero envejecer es un término que muchas personas ven como algo lejano.

«Consumimos una variedad de alimentos que inflaman, como cereales y lácteos, grasas, margarina, mantequilla, carne roja y aceites procesados  e hidrogenados que aportan una concentración alta de omega 6, así como azúcares, almidones, calorías vacías y alimentos procesados. Y ademas de esto, tenemos hábitos de vida peligrosos como fumar, no hacer deporte, consumir drogas o alcohol y el estrés con el se vive todos los días». Para hacer frente a esa inflamación, lo mejor que podemos hacer es preservar nuestra flora intestinal –más del 65% del sistema inmune del organismo depende de esta. Es el escudo protector encargado de la correcta absorción de nutrientes así como de controlar el paso de bacterias y toxinas vacías.

 «Envejeces de manera acelerada debido a la inflamación.»

La dieta antiinflamatoria tiene los siguientes beneficios: «es alta en vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales, fibra dietética y antioxidantes. Es muy sencilla, incluye todos los vegetales, frutas, cereales completos, proteínas de calidad y grasas saludables en tu alimentación». Además de mantener la flora en buen estado, esta aumenta las defensas y mejora el sistema inmune, proporciona más energía, descarta la ansiedad y aporta mayor bienestar mental y fisico.

La inflamación crónica es algo muchos sufren y pocos lo saben. La mayor parte de la población están tan habituados a sentirse así que ya piensan que es su estado natural.

Si estas con hinchazón o con dolor abdominal, dolor de cabeza y tienes la sensación de estar agotado, fatigado todo el día, deberías saber como actuar. Puedes padecer de inflamación crónica. Esta es una de las primeras causas de la mayoría de enfermedades como el cáncer, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares, entre otras.

Antes de explicarte cómo debe ser tu alimentación para combatir esta inflamación y en qué consiste una dieta antiinflamatoria, debes diferenciarla de la inflamación aguda. La inflamación aguda es la respuesta a un ataque, ya sea una infección, una herida o una sustancia tóxica. El típico rubor, calor y dolor al caernos o darnos un golpe.

Alimentos antiinflamatorios

Está claro que si dormimos las horas que necesitamos, dejamos de fumar si es que lo hacemos, empezamos a practicar deporte y comemos mejor, experimentaremos un efecto antiinflamatorio.

Todos estos hábitos son parte de la filosofía Come Limpio que nos ayuda a deshacernos de toxinas y tiene propiedades antiinflamatorias.

Algunos alimentos que te recomiendo integrar y en abundancia en tu alimentación son:

Cúrcuma

Se ha demostrado que la cúrcuma tiene grandes propiedades antiinflamatorias, por eso la llaman el Ibuprofeno natural.

Semillas de lino y chía

Estas semillas son una muy rica fuente de ácidos grasos omega-3 con efecto antiinflamatorio en nuestro cuerpo.

Piña

su contenido en bromelina disminuye la inflamación.

Frutas y verduras con bajo contenido de azúcar

Ya lo dice una nutricionista «come de todos los colores y te proporcionarán todos los antioxidantes necesarios». ¿Lo más recomendable? De 4 a 7 porciones diarias.

Ajo, jengibre, canela y cúrcuma

Por si no lo sabías, la cúrcuma retrasa el envejecimiento de la piel, evita el Alzheimer y es el secreto diario de los Beckham.

Omega 3

Se puede encontrar en pescados de agua fría –salmón salvaje, atún, sardinas, trucha, anchoas, sardinas y boquerones– y también en la linaza, el cáñamo y la chía- Linaza, chía, semillas de girasol, pepitas y almendras: procura tomarlas siempre crudas.

Aceite de oliva y de coco

El segundo ha pasado de alimento desterrado a superfood por obra y gracia de celebrities como Gwyneth Paltrow, que admite usarlo en su rostro, en su piel y en su cocina.

 Aceitunas

Se trata de una de las mejores fuentes de vitamina E que existen. «La vitamina E es un antioxidante particularmente potente en la lucha contra los radicales libres, el envejecimiento prematuro y la oxidación del cuerpo», revela Beatriz Larrea.

 Hojas verdes

Berros, lechuga, espinaca, acelgas, etc. Recuerda que es «el secreto» de la gente sana.

Vegetales de hoja verde

Contienen un buen porcentaje de antioxidantes, entre ellos la clorofila, que nos ayudan a combatir la inflamación.

Crucíferas

Las crucíferas, como las coles y el brócoli, son altamente antioxidantes y con propiedades depurativas.

Alimentos probióticos

El chucrut, el kimchi, el kefir de agua y el te kombucha nos ayudan a mejorar el estado de nuestra flora intestinal y de nuestras digestiones provocando un efecto depurativo y antiinflamatorio.

Frutos del bosque

Como los arándanos, moras, frambuesas son altamente antioxidantes y antiinflamatorios.

Alimentos proinflamatorios que no deben consumirse mucho

Hay alimentos que ciertamente debemos evitar o limitar su consumo hasta cierta cantidad para ocasiones especiales, si no deseamos crear algun tipo de inflamación en nuestro cuerpo. Algunos de estos ingredientes son:

1. Harinas y azúcares refinados

Estos ingredientes como el azúcar blanco de mesa, el jarabe de maíz alto en fructosa, y todos los alimentos blancos como el pan y masas de bollería, provocan un pico de glucosa en sangre, que a su vez eleva los niveles de insulina en sangre creando un alti-bajo constante de esta hormona y desencadenando una reacción inmune, y por lo tanto inflamación.

Si el consumo de estos alimentos es constante entonces someteremos al cuerpo a una inflamación crónica.

2. Alimentos procesados

Embutidos procesados

El cuerpo humano no tiene la capacidad de digerir y metabolizar los químicos artificiales como conservantes y colorantes que encontramos en los “alimentos” que han sido procesados.

El cuerpo no es capaz de reconocer estos ingredientes como alimento (y es que de hecho, ¡no lo son!) y reacciona activando el sistema inmunológico.

3. Leche y sus derivados

Estos alimentos pueden causar una respuesta inflamatoria debido a que son reconocidos como invasores ya que el cuerpo humano no es capaz de procesar tanta cantidad de caseína (proteína de la leche) ni lactosa (azúcar de la leche)

4. Cereales con gluten

El trigo, centeno, cebada, espelta y kamut son cereales con gluten. El gluten puede ser claramente un alérgeno para nuestro cuerpo causando una reacción inflamatoria por parte del sistema inmune.

5. Carnes Rojas

Al consumir carne roja el cuerpo produce un químico llamado Neu5gc, y nuestro cuerpo genera una respuesta antiinflamatoria contra él.

6. Aceites vegetales

Los aceite vegetales son muy ricos en omega-6 y un abuso de su ingesta desequilibra la ratio entre ellos y los omega-3, conllevando una reacción de inflamación en el cuerpo.

Por eso es aconsejable cocinar con la mínima cantidad de aceite como sea posible.

Las reglas de una alimentación anti-inflamatoria

Da rotación y variedad a tus alimentos. Es muy importante no fascinarse con un alimento, aunque sea muy saludable, no se debe irritar al cuerpo del mismo y que este muestre algunos efectos contrarios a lo esperado.

Toma un vaso de agua tibia con el zumo de 1 limón en ayunas: este clásico, llamado termogénesis, acelera y mejora el metabolismo, además de estimular y limpiar el hígado. Puedes también añadir vinagre de manzana, jengibre, cúrcuma o cayena, la pimienta cayena tiene un efecto termogénico que apresura tu metabolismo.

Incluye Omega 3 en tu dieta: ya sea en aspecto de suplemento con 1 o 2 cápsulas al día –lo ideal es el que viene de las algas, ya que está menos contaminado– y/o añadiendo a tu dieta alimentos ricos en Omega como semillas de chía o lino. Se recomienda todos los días una cucharada, tratar de masticarlos bien, salmón, algas marinas, frutos secos, aceite de oliva y aguacate. Si apuestas por el pescado, la mejor opción son los pescados pequeños como los boquerones, las sardinas y otros. el pequeño tiene cantidades de mercurio, se recomienda comer no mas de 2 a 3 veces por semana. Si se esta en proceso de gestación, lo que recomienda el medico es consumir pescado solo 1 vez por semana.

Toma probióticos: se trata de bacterias buenas y levaduras que viven en nuestro intestino y que generan efectos positivos para el equilibrio ecológico del organismo. Los encontramos en suplementos  y en ciertos alimentos como kéfir, alimentos fermentados, miso, bebidas fermentadas como la leche y productos de soja.

Toma infusiones a diario: Están llenas de antioxidantes y tienen un gran poder antiinflamatorio. Los que se recomiendan: Té verde, té de jengibre, rooibos. Este último te, sabe muy bien con leche de avena y contiene de 10 a 30 veces más catequinas, antioxidantes del té verde que una taza de té contiene.

Evita estos alimentos: Azúcar refinado, harina refinada y sal refinada. Los tres venenos blancos, el exceso de lácteos, carbohidratos refinados, gluten, alimentos procesados, embutidos, refrescos y carne roja.

No te pierdas ninguna hora de la comida y cena temprano, es importante hacer el ayuno nocturno. «Deja descansar a tu estómago entre 10 a 12 horas todos los dias por las noches. Esto ayuda a que las células se regeneren».

Procura que lo primero en tu dieta sea lo más natural y sencillo posible: Se recomienda los alimentos enteros, frescos, con muchos colores, pocas fibras y basados en el reino animal.

Evitar los antibióticos: Hazlo según tus posibilidades y recuerda que estos hacen daño a tu flora intestinal.

Compra carne ecológica: De esta manera uno puede estar seguro de que los animales no fueron tratados con antibióticos y hormonas. Esto es muy importante, debido a que la carne es el primero de los alimentos que ayuda a la inflamación en el organismo, manifestándose con el paso del tiempo, ayudando asi al envejecimiento y las apariciones de todo tipo de cáncer.

Realiza un entrenamiento completo: Es importante realizar ejercicios de fuerza y resistencia. Ademas del cardio se debe eliminar esas toxinas y hacer trabajar el cuerpo para un buen desarrollo despues de alimentarse.

La alimentación adecuada para evitar las inflamaciones en nuestro organismo
4.4 (88.89%) 9 votos
   
PortalesMedicos.com
    © inflamaciones.com 2019     Quiénes somos   Contacta con nosotros   Términos y Condiciones   Política de privacidad   Política de cookies