Blefaritis: Esto es lo que debes saber si tienes dermatitis e inflamación de los párpados.

La blefaritis es producida por secreciones y bacterias en el área de las pestañas. Estos producen ardor, dolor, ojos llorosos, ojos rojos, dermatitis, inflamación en los parpados superior e inferior. Esta afección es muy recurrente en personas que tienen una piel grasosa, ojos poco aceitados y signos de caspa. Estas causas hacen posible la aparición de molestias en los parpados del ojo, su tratamiento consiste en aplicar antibióticos y una correcta higiene.

Lo que tienes que saber acerca de la blefaritis

¿Que es la blefaritis?

La blefaritis es la inflamación que se produce en los párpados que genera dolor, párpados rojos y ojos llorosos y rojos. Es una enfermedad muy común y muy tratable aunque hay casos de blefaritis crónica que son difíciles de tratar. Por lo general existen muchos tratamientos que ayudan a controlar y prevenir esta enfermedad. La blefaritis suele estar asociadas a otras condiciones como la meibomianitis o meibomitis

La inflamación afecta generalmente alrededor del ojo, la parte de este donde crecen las pestañas y afecta tanto al párpado superior como inferior. Esto ocurre cuando se obstruyen las glándulas pequeñas que producen aceite lubricador y se encuentra cerca de la base de las pestañas.

Los principales síntomas que se presentan al tener esta enfermedad son tener los ojos irritados y rojos. Es un padecimiento bastante incómodo y que puede resultar antiestético pero que no es contagioso y además no causa daño permanente a la visión de la persona.

Tipos de blefaritis

Se puede clasificar la blefaritis en dos tipos:

  • Blefaritis anterior: Esto afecta el borde frontal del párpado justo donde se unen las pestañas.
  • Blefaritis posterior: Afecta el borde interno del párpado en la zona donde se encuentra el globo ocular

¿Cuáles son los síntomas presentes en la blefaritis?

Los síntomas y signos más frecuentes en la blefaritis incluyen:

  • Ojos rojos
  • Sensación arenosa, punzante y ardiente en los ojos
  • ojos llorosos
  • párpados grasos
  • Párpados rojos e hinchados
  • Pestañas con costras al despertar
  • párpados que pican
  • párpados grasos
  • parpadeo frecuente y sensibilidad a la luz
  • párpados con costras al despertar y que amanecen pegados
  • Escamas de piel en la zona afectada
  • pérdidas de pestañas o que crecen anormalmente
  • Sensación de tener un cuerpo extraño en el ojo.

Los síntomas de la blefaritis por lo general suelen ser más pronunciados en las mañanas y dependiendo de la gravedad de la blefaritis se puede presentar todos o solo algunos síntomas, además se presentan de manera constante o intermitente.

En los casos donde se presenta blefaritis crónica, estos síntomas suelen desaparecer y aparecer constantemente y en forma de brotes, afectando ambos ojos por igual.

Acompañado de la blefaritis también suelen aparecer ciertas afecciones como la rosácea ocular, la dermatitis seborreica, madarosis o la psoriasis.

 ¿Cuáles son las causas de la blefaritis?

Hasta ahora no se conoce una causa exacta para la inflamación del párpado del ojo sin embargo suele estar asociado a diversos factores como:

  • Dermatitis seborreica
  • Infección bacteriana
  • Rosácea: Una condición de la cara que genera enrojecimiento facial
  • Reacciones alérgicas a medicamento para los ojos
  • Ácaros y piojos de las pestañas
  • Glándulas de aceite obstruidas o con mal funcionamiento. (Glándula de Meibomio)
  • Ojos secos
  • Reacción desfavorable a las soluciones para los lentes de contacto o maquillajes.
  • Virus del Herpes Simple (VHS)

Por lo general las personas que sufren de caspa o dermatitis seborreica corren mayor riesgo de presentar blefaritis, los tratamientos para estas condiciones ayudan a reducir los síntomas.

Existen casos donde la blefaritis, la sequedad ocular, la meibomitis o meibomianitis ocurren al mismo tiempo y donde no se conoce si una es la causa de la otra. A esta condición se le conoce como Síndrome de blefaritis de ojo seco (DEBS) y es un problema crónico que necesita tratamiento intensivo.

Complicaciones generadas por la inflamación del párpado

Padecer de blefaritis por lo general lleva a padecer de ciertas complicaciones como:

  • Problemas con la piel del párpado: Si se sufre de blefaritis por un largo periodo de tiempo se pueden generar cicatrices en los párpados o estos se pueden girar de adentro hacia afuera, causando incomodidad
  • Orzuelo: Es un bulto doloroso en el borde del párpado y que resulta por una infección en la base de las pestañas.
  • Chalazión: Esto ocurre al generarse una obstrucción en alguna de las glándulas de aceite que se encuentran en el borde del párpado, en la zona detrás de las pestañas. Al encontrarse obstruido esta glándula se puede infectar generando que el párpado se inflama y se enrojezca. Suele ser diferente de un orzuelo ya que este tiene una mayor prominencia en el interior del párpado.
  • Conjuntivitis: La blefaritis suele provocar episodios constantes de este padecimiento.
  • Lesión en la córnea: Al mantener una irritación constante de los párpados así como también pestañas mal dirigidas pueden llegar a causar una úlcera en la córnea y predisponer a una infección corneal.

¿Cómo se puede diagnosticar la blefaritis?

Las pruebas y procedimientos que realizan los médicos para realizar el diagnóstico de la blefaritis son:

  • Recolección de muestra: Con un hisopo el doctor limpia la zona afectada, recolectando una muestra de aceite y costra que se encuentre en el párpado y de esa manera analizar si hay rastro de bacterias u hongo o cualquier otro factor que pueda causar la inflamación.
  • Examen de párpados: A través de un examen cuidadoso del párpado y ojos a través de instrumentos de aumento especial el doctor podrá diagnosticar la inflamación del párpado.

¿Cómo tratar la inflamación del párpado?

Por lo general la blefaritis y la meibomitis se puede tratar con medidas de higiene personal como lavarse los ojos y el uso de compresas tibias sobre los ojos. En los casos donde no suele ser suficiente estas medidas el doctor puede recetar algunos tratamientos extras.

La inflamación del párpado por lo general nunca desaparece por completo aun cuando se trata con medicamentos y resultan efectivos, ya que este padecimiento por lo general es crónico y requiere atención diaria de los párpados con limpiezas y exfoliaciones.

Algunos de los tratamientos son:

  • Medicamentos para combatir la infección: Se aplican antibióticos en forma de pomada, gotas o cremas en el párpado, esto alivia los síntomas y desaparecen la infección. En caso de no responder a antibióticos tópicos se suele tratar con antibióticos orales.
  • Antiinflamatorios en versión pomada o gotas y con esteroides: Ayudan a controlar la inflamación del párpado
  • Tratamientos a los problemas asociados: Controlar las afecciones como la dermatitis seborreica, la rosácea o el síndrome de ojo seco puede ayudar a prevenir la aparición de los brotes de blefaritis.

Consejos que te ayudarán a prevenir la blefaritis

Algunos de los remedios caseros que te van a ayudar a prevenir la inflamación del párpado tienen que ver con la higiene diaria de los ojos y debe mantenerse constante aunque no se presenten síntomas, a modo de prevención.

Esta es una enfermedad que no tiene cura permanente sin embargo se puede tratar, además de las medidas de cuidado personal es importante eliminar el uso de ciertos cosméticos como delineador de ojos, rimel y otros maquillajes que se apliquen en zonas alrededor de los ojos.

Para reducir los síntomas algunos de los remedios caseros que puedes realizar son:

  • Aplicación de compresas tibias que ayudarán a aflojar las costras.
  • Limpieza con hisopos para eliminar las costras y la capa de aceite, bacterias y piel
  • Leve masaje en los párpados que ayudan a mejorar el funcionamiento de las glándulas de aceite.

Es importante recordar que en caso de notar una reacción desfavorable o los síntomas no desaparecen debe recurrir a atención médica especializada.

Blefaritis: Esto es lo que debes saber si tienes dermatitis e inflamación de los párpados.
4.5 (90%) 4 votos
   
PortalesMedicos.com
    © inflamaciones.com 2019    
Inflamaciones.com