Cervicitis – La inflamación del útero por infección o alergias. ¿Cuales son los síntomas y como llevar el tratamiento adecuado?

La cervicitis es una inflamación localizada en el cuello uterino. Entre las causas mas frecuentes están las infecciones, irritaciones y reacciones alérgicas. Los tratamientos  se realizan por medio de antibióticos que receta el medico, así como terapias con láser o si la cervicitis es crónica, puede ser necesaria la cirugía.

Inflamación del útero

En el extremo inferior y estrecho del útero encontramos el cuello uterino, la zona del cuerpo que se abre hacia la vagina. La Cervicitis es la inflamación del cuello uterino. Esta inflamación presenta síntomas como sangrado, dolor durante el coito y flujo vaginal anormal. En la mayoría de los casos la cervicitis es producida por una infección de transmisión sexual y para tratarlo con éxito se debe eliminar la causa de la infección.

 

Cervicitis: Una inflamación causada por las ETS

La cervicitis es una inflamación que puede ser o no de carácter infeccioso y que afecta al cuello uterino. Esta enfermedad si no es tratada puede llegar a generar complicaciones como la endometritis o la enfermedad inflamatoria pélvica.

La cervicitis se puede clasificar en dos tipos, del tipo agudo que se genera por la infección del cuello uterino y la cervicitis crónica, la cual no es generada por un agente infeccioso sino por algún rechazo a un cuerpo extraño en esa zona como dispositivos anticonceptivos de barrera o pesarios y en otros casos por reacciones alérgicas de ciertas sustancias o materiales, como las duchas íntimas o condones de látex.

Dentro de las posibles causas de la inflamación del útero tenemos:

Infecciones por ETS

Por lo general las infecciones virales y bacterianas que afectan el cuello uterino son transmitidas por contacto sexual. Las infecciones más comunes y que suelen ser causantes de cervicitis son: La gonorrea, el herpes genital, la tricomoniasis y la clamidia.

Reacciones alérgicas

Si el cuerpo no reconoce una sustancia y la considera como peligrosa va a tratar de combatirla y en este proceso puede atacarse a sí mismo, de manera errónea. Es por eso que una de las causas de la cervicitis son las reacciones alérgicas a sustancias provenientes de productos como duchas o desodorantes íntimos.

Infecciones bacterianas sin controlar

Las infecciones adyacentes al cuello uterino, como la vaginosis bacteriana pueden llegar a crecer sin control si no son tratadas llegando a expandirse de la vagina al útero, generando una inflamación del mismo.

¿Cuáles son los síntomas frecuentes de la cervicitis?

Por lo general la cervicitis suele ser una enfermedad asintomática en los primeros niveles y solo se conoce de su existencia a través de algún examen pélvico de rutina. En caso de que la infección aumente y la inflamación del útero se vuelva mayor, se pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Flujo vaginal abundante y sin razón aparente
  • Dolor durante el coito o el examen pellico
  • Aumento en las ganas de orinar y que a su vez resulte doloroso
  • Sangrado entre periodos menstruales y luego del coito.

En los casos donde la inflamación se extiende a los ligamentos que sostienen los órganos pélvicos, otro de los síntomas que pueden aparecer son la dismenorrea o la menorrea que son alteraciones en la menstruación.

Tengo cervicitis con metaplasia escamosa, que debo hacer?

Es  muy común que la mayoría de mujeres presente algún grado de cervicitis en el útero. Cuando esta inflamación presenta un grado con metaplasia escamosa, se debe a un cambio normal del organismo. No habría de que preocuparse si esto no genera algún dolor o sensibilidad al contacto sexual.

La metaplasia es una acción del propio organismo para regenerar las células, Es recomendable que se acuda a un experto ginecólogo para realizar una buena exploración ginecologica, de esta manera descartar posibles graves infecciones o lesiones.

¿Como realizar el diagnóstico de la cervicitis?

Ante la sospecha o duda acerca de si padece de cervicitis lo más recomendable es visitar a su médico el cual deberá realizar una serie de acciones a través de dos protocolos: Examen físico y pruebas de vaginitis y enfermedades de transmisión sexual.

Examen físico para diagnosticar cervicitis

Este examen físico incluye:

  • Examen pélvico: El médico deberá examinar el estado de los órganos pélvicos y ver si presenta hinchazón o sensibilidad. A través de instrumentos especiales colocados en la vagina también se podrá observar las paredes superiores, inferiores y laterales de la vagina, así como el cuello uterino.
  • Recolección de muestras: Con un hisopo o cepillo suave el doctor va a extraer una muestra del líquido cervical y vaginal que será enviado al laboratorio para realizar pruebas que permitan detectar si existe o no una infección.

Pruebas de descarte de ETS

Una vez recolectado los cultivos de líquido cervical y flujo vaginal, este debe ser evaluado para comprobar la existencia de infección por clamidia, gonorrea, vaginosis bacteriana y tricomoniasis.

Otros trastornos que sugieren la presencia de inflamación en el útero son:

  • Fiebre
  • Sensibilidad al movimiento cervical
  • Dolor vulvar y vaginal
  • Hemorragias puntiformes

Tratamiento para combatir la cervicitis

En caso de cervicitis causada por una reacción alérgica a alguna sustancia o cuerpo extraño, no se necesita tratamiento médico específico, sin embargo debe suspender y evitar el uso de la sustancia que causó la reacción.

En cambio si la cervicitis fue generada a través de una infección por una enfermedad de transmisión sexual, tanto usted como su pareja deberán consultar a un médico para que le recete un tratamiento para combatirlo.

El tratamiento para enfermedades como la gonorrea, la clamidia o las infecciones bacterianas suelen ser antibióticos de alto espectro. En caso de que padece de herpes genital, el tratamiento incluye medicamentos antivirales, lo que ayuda a reducir el tiempo de duración de la inflamación del útero y el cuello uterino.

Debe tener cuidado de no transmitirle la infección bacteriana a su pareja, por lo que es recomendable no tener contacto sexual hasta que haya terminado el tratamiento recomendado por su médico.

Cervicitis durante el embarazo?

En algunos casos, las mujeres pueden presentar cervicitis durante el embarazo. Esto hace suponer que el bebe pueda correr algún riesgo si no se realizan los tratamientos adecuados.

Realizar un diagnostico correcto basado en frotis o muestra de fluido corporal ayudara a detectar si hay alguna infección en el organismo.

En los casos donde el resultado muestre que no hay rastros de clamidia, bacterias por ETS, y solo halla flujo de lactobacilos, indica que no hay una infección, por lo cual el bebe esta fuera de riesgo.

Los lactobacilos son parte del sistema de defensa del área vaginal. Algunas mujeres pueden presentar flujos de sangre anteriores o de color blanquecino.

¿Cómo puedo prevenir la cervicitis?

Según los especialistas, la cervicitis es altamente prevenible si se toman las precauciones necesarias, incluso al punto de reducir por completo el riesgo de infección. Lo ideal es evitar productos químicos que puedan generar irritación en el área, como tampones o duchas íntimas.

En el caso de los tampones o algún método anticonceptivo de barrera que se deba introducir en la vagina,este se debe colocar perfectamente y que quede sujeto de forma correcta para que no se deslice o cambie de posición. Para esto es importante seguir las recomendaciones que trae el objeto para su colocación además de respetar el tiempo que este debe permanecer en nuestro organismo.

Mantener relaciones sexuales monógamas le permite tener la certeza de que su pareja no posee ningún tipo de enfermedad de transmisión sexual, por lo que el riesgo de infección es muchísimo menor. También es recomendable el uso de preservativos a la hora de mantener relaciones sexuales, ya que también reduce el riesgo de infección.

Cervicitis – La inflamación del útero por infección o alergias. ¿Cuales son los síntomas y como llevar el tratamiento adecuado?
5 (100%) 1 voto
   
PortalesMedicos.com
    © inflamaciones.com 2019     Quiénes somos   Contacta con nosotros   Términos y Condiciones   Política de privacidad   Política de cookies