Como diagnosticar y tratar la Epiglotis inflamada

¿Que es la Epiglotis?

La epiglotis es un colgajo de cartílago, ubicada en la garganta,al frente de la laringe y detras de la lengua. Su posición vertical generalmente se da para permitir el paso del aire desde la laringe hacia los pulmones.

Cuando una persona se alimenta, la epiglotis hace un movimiento horizontal para no permitir el paso de los sólidos y líquidos por la laringe hacia los pulmones. Después de terminar con el movimiento de deglutamiento o el tragado físico, la epiglotis vuelve a su estado original.

 

                                 Inflamación de la epiglotis

 

Inflamación de la Epiglotis

Al masticar, la epiglotis –un obturador cartilaginoso- tapa el acceso tanto a la laringe como a la tráquea. Se encarga de evitar que inhales la comida, lo que provocaría tos u obstrucciones. La epiglotis inflamada o epiglotitis constituye una enfermedad de riesgo mortal.

Porque impide que el aire viaje a los pulmones. Se estima que esta afección es más recurrente en infantes debido a la vulnerabilidad de su sistema inmune. La sintomatología aparece de forma súbita y se agrava en cuestión de horas en niños.

Antecedentes

Hace años, el detonador de este cuadro en menores era una infección causada por Haemophilus influenzae tipo b (Hib). Esta bacteria también ocasiona infecciones sanguíneas, inflamación de las meninges o neumonía. Niños y adultos pueden desarrollar epiglotitis por igual.

Actualmente, se dispone de una vacuna rutina para neonatos contra la Hib disminuyendo la tasa de incidencia. Sin embargo, el riesgo sigue latente.

 

¿Que causa la inflamación de la epiglotis ?

La bacteria Hib como posible causa

La bacteria Hib, representa uno de los principales causantes, actúa extendiendo sus bacterias como si de una gripe se tratase. Tanto las mucosidades como la saliva transportan la infección, la personas infectada lo trasmite al estornudar o toser en forma de gotas.

El contagio ocurre cuando otro individuo inhala esas gotas. La Hib se concentrará en boca y nariz. Es posible que la persona se convierta en huésped del virus, sin padecer la enfermedad, pero con el riesgo de infectar a otras.

Por supuesto, es probable que las gotas contaminen pomos, puertas, objetos personales, entre otros. El contacto con ellos también provocaría el contagio si luego de ello la persona se lleva las manos a la boca. A los niños se les protege actualizando la primera vacuna contra la Hib.

¿Qué otras causas existen?

Debido a la vacunación de infantes, la epiglotitis ha aumentado su tasa de incidencia en adultos. Otros factores detonantes son quemaduras en la zona interna del paso, lesiones o infecciones variadas.

La población adulta está más propensa al estreptococo pneumoniaea , asociado al virus del herpes simple. La obstrucción del paso de aire puede ocasionar tanto ahogo como el fallecimiento del paciente.

Los menores cuentan con vías respiratorias más estrechas, haciendo que el peligro sea mayor. Aunque para los adultos puede tornarse mortal. Los infantes que padecen epiglotis inflamada con frecuencia tienen bacterias en la sangre o bacteriemia, como lo denominan los expertos.

Si esto ocurre, es posible que se propague hacia los pulmones, las coyunturas o el tejido bajo la dermis. De igual forma, es probable que llegue a contagiar al saco que circunda al corazón –pericardio- o los tejidos que protegen al encéfalo (meninges).

 

¿Qué síntomas acompañan a la epiglotis inflamada en niños?

En los menores los síntomas se presentan de forma repentina y en tan solo horas. También experimentará:

  • Dolores al tragar
  • Fiebre
  • Babeos
  • Voz ronca
  • Estará irritable, inquieto o ansioso
  • Preferirá sentarse e inclinarse hacia el frente.

Al hincharse la epiglotis y estrecharse sus vías respiratorias, emitirá un sonido fuerte tras cada respiración conocido como estridor. Progresivamente se le dificultará más respirar, el avance es veloz.

¿Cómo se manifiesta en adultos?

Debido a que poseen un sistema inmune más robusto, el desarrollo de la enfermedad se ralentiza. Puede demorar alrededor de 24 horas para hacerse evidente e incluso varios días. La persona experimentará los siguientes síntomas:

  • Un fuerte dolor de garganta
  • Estridor
  • Problemas al momento de tragar y respirar
  • Babeos
  • Los episodios febriles y la voz ronca también son indicios

Otro cambio con respecto a los niños, es que las vías respiratorias de los adultos son más amplias. Es infrecuente que se obstruyan, pero cuando lo hace, no es repentino. Habrá que acudir al médico con prontitud, porque un retraso en la detección o el tratamiento pueden ocasionar la muerte.

¿Cómo actuará el especialista?

Los médicos pondrán el foco en verificar que las vías respiratorias estén abiertas. Este será el punto de partida, indistintamente si el paciente es un niño o adulto. Luego revisarán que la cantidad de oxígeno en el cuerpo es óptima.

Para ello, echarán mano del oxímetro de pulso. Este aparato monitorea los índices de oxígenos en el torrente sanguíneo. Funciona sujetando a uno de los dedos, proporcionará un cálculo de los niveles de oxígeno. En caso de que arroje resultados demasiado bajos, se optará por darle al paciente asistencia respiratoria.

¿Qué ocurre tras estabilizar la respiración?

Será momento de llevar al paciente al quirófano para insertar un tubo flexible fabricado en fibra óptica iluminado. El experto puede palpar la garganta para checar qué provoca el malestar. De ninguna manera se debe tocar la garganta de forma casera o por manos inexpertas, porque puede agravar el cuadro.

Es posible que le administren anestésicos locales para disminuir las dolencias. A los infantes, les harán radiografías en sus camas tras resguardar sus vías respiratorias. Las radiografías pueden ser de cuello o tórax.

Tratándose de epiglotis inflamada en la imagen puede aparecer algo similar a una huella dactilar en la zona del cuello. También son recurrentes los exámenes de sangre, así como el cultivo de garganta.

Con ayuda de un hisopo el experto higieniza la epiglotis que luego se analizará buscando la Hib. Los hemocultivos –o cultivos sanguíneos- se hacen para detectar cualquier caso de bacteriemia.

Si eres adulto sin problemas para respirar, podrás estar monitorizado en la unidad de cuidados intensivos.

 

¿Cómo se trata la inflamación de la epiglotis?

Para que respires mejor, pueden colocarte una mascarilla de oxígeno. Pueden optar por la intubación, el colocar un tubo a nivel de tráquea por la boca o nariz. Deberás estar con él hasta que disminuya la hinchazón.

Otra alternativa es la traqueotomía percutánea (la inserción de una aguja a nivel de tráquea). Esta medida es para ocasiones extremas, donde los demás métodos fallaron. Crea una vía respiratoria provisional para que tengas oxígeno.

Después te darán antibióticos de forma intravenosa. Si necesitan actuar rápido, apelarán a uno de amplio espectro antes de que lleguen los resultados de los cultivos. Luego de tenerlos, cambiarán a antibióticos puntuales.

 

 

Como diagnosticar y tratar la Epiglotis inflamada
4.5 (90%) 2 votos
Andrea Garzon

Andrea Garzon

Egresada de la Universidad de la Coruña. Especializada en patologías del segmento Inflamatorio.
Maestría en Medicina Biológico-Naturista, por FUNIBER.
Andrea Garzon

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notificar de
        © inflamaciones.com 2019     Quiénes somos   Contacta con nosotros   Términos y Condiciones   Política de privacidad   Política de cookies