Dolor e inflamación en el Coxis. ¿Porqué me duele el coxis?

Una caída de espaldas puede ser determinante para un dolor en el Coxis

Cuando una persona cae de bruces y cae de espalda baja sobre un suelo o tierra firme (asfalto, piedra, cemento, arena), puede sentir una molestia o dolor en el coxis más o menos grave o agudo durante varias días o semanas.

“En el mayor de los casos, los afectados o lesionados no podrán moverse fácilmente sin sentir alguna molestia. Incluso al echarse boca arriba o al caminar tramos mas largos que los comunes, algo que que determinara su postura e impedirá su andar diario. Para el doctor no será una patología grave o de preocupación porque tenderá a disminuir hasta desaparecer con el pasar de los días”, indica el medico traumatologo encargado que atiende este tipo de casos.

Esta situación es muy diferente a la coxidinia, coccidinia, que es la inflamación del coxis. Este dolor está muy enfocado y empeora con cualquier movimiento o actividad que implique presión o fuerza sobre la base de la columna vertebral.

¿Qué es el coxis?

El coxis es la última parte, el segmento final de la columna vertebral. No posee ninguna función específica, es más bien un vestigio de lo que solía una cola, la cual perdimos durante la evolución.

Como acabamos de mencionar, este no tiene ningún propósito o función. Aunque cabe destacar que, existen casos en los que los niños nacen con una protuberancia o “cola”, esta no tiene huesos, solo cartílagos, vasos sanguíneos, etc. Pero, esto no significa que el niño crecerá y tendrá una cola, ya que esta puede ser removida por medio de una intervención quirúrgica.

 

Dolor en el  Coxis o Coccidinia

En ocasiones, el cóccix puede dolernos, y aunque no necesariamente es producto de algo grave o preocupante, el dolor sí puede ser muy molesto. Esto afecta principalmente a las mujeres, debido a que sus caderas son más anchas que las de los hombres, esto las vuelve más propensas a sufrir de dolor de coxis.

Además de esto, no hay razones o motivos claros por los que esto suceda, de hecho, pueden variar, ya que puede ser debido a una mala posición que adoptamos, una caída que sufrimos, un golpe, etc. Dependiendo de la causa del dolor, podemos determinar la posible magnitud o gravedad. Ya que, si sufrimos una caída, es muy probable que nos hayamos fracturado el coxis.

Como determinar un Coxis fracturado y como tratarlo

En ocasiones, cuando las mujeres se encuentran dando a luz, el bebé puede causar la ruptura del coxis; también se puede dar si sufrimos alguna caída. Sin embargo, existen algunas alertas que pueden indicarnos que nuestro coxis está fracturado. Algunas de ellas son:

  • Sentimos mucha sensibilidad en la parte baja de la espalda, en la parte del coxis.
  • Podemos sentir un dolor punzante que incrementa al sentarnos o levantarnos, mientras hacemos nuestras necesidades en el baño.

Claro que no siempre es necesario exponerse a las situaciones mencionadas (caídas y parto) para sufrir una fractura de coxis, ya que existen algunos factores determinados que pueden aumentar el riesgo de sufrir una.

Factores como:

  • Padecer de osteoporosis.
  • La edad es un factor de riesgo, debido a que, en la medida en que envejecemos, nuestros huesos se van volviendo más débiles.
  • Pérdida o disminución de nuestra masa muscular.
  • Enfermedades que puedan ocasionar un debilitamiento o pérdida ósea.

Si usted posee una fractura en el coxis, no se alarme. Acuda al médico, este le hará una radiografía para comprobar el estado del hueso. En caso de estar fracturado, este le prescribirá medicamentos antiinflamatorios y analgésicos, debido a que lo principal será disminuir el dolor mientras el hueso sana. En el peor de los casos, se tendrá que realizar una intervención quirúrgica y extirpar el coxis.

Dolor en el coxis sin golpe

No necesariamente podemos sentir dolor en el coxis por haber recibido un golpe. Existe otros factores que pueden originarlo.

·      Realizar mucho esfuerzo y de manera repetitiva

Practicar deportes o actividades, de manera repetitiva, como andar en bicicleta pueden generar tensión en la espalda baja, los músculos y ligamentos pueden estirarse bruscamente impidiendo que el coxis se mantenga fijo, eso puede causar dolor.

·      Embarazo

Durante las últimas semanas de gestación, los huesos de la columna, el coxis, se vuelven más flexibles para facilitar el paso del bebé. Y es debido a esta flexibilidad, que el dolor de coxis aparece, porque los huesos quedan moviéndose libremente.

·      Mala postura

En muchas ocasiones cuando pasamos mucho tiempo sentados en una mala posición, generamos un gran tensión y presión sobre el coxis, esto provoca que aparezca un dolor muy incómodo que, a veces, puede impedirnos movernos con normalidad.

·      Levantar cosas pesadas

No es un secreto para nadie que, al levantar cosas muy pesadas, generamos una gran presión sobre nuestra columna, sobre todo en el coxis si nos encontramos sentados. Con el tiempo, eso puede causar que surja un dolor en el coxis.

Dolor en el sacro

El hueso del sacro se encuentra antes del coxis, y al igual que este, recibe una gran presión cuando levantamos mucho peso. No solo eso, también soporta todo el peso de la parte superior de nuestro cuerpo.

La artritis, el embarazo, caídas, pueden causarnos también dolor en el hueso del sacro. Técnicamente se llama sacroileítis, y aunque es muy frecuente, hay personas que la confunden con hernias o cosas por el estilo, debido a que son síntomas muy similares. En el caso del dolor de sacro, este puede sentirse en la espalda baja, él área de las nalgas e incluso pelvis y piernas. También podemos sufrir de fiebre, el dolor se incrementa cuando nos doblamos, subimos escaleras, nos sentamos y puede llegar a ser muy molesto.

En este caso, se recomienda realizar masajes en la espalda baja, practicar natación, relajantes musculares.

Coxigodinia

Es el dolor experimentado en la zona coxígea, relacionado con trastornos del coxis y su articulación con el sacro. Es decir, es un dolor que afecta toda la zona del coxis, también el hueso del sacro. Sus causas van desde posibles lesiones o golpes recibidos en esa zona, durante el parto, padecer de obesidad, etc. El tratamiento varía, puede ir desde masajes en esa zona para aliviar el dolor, manipular el coxis, etc.

Consecuencias de golpes en el coxis

Como ya hemos mencionado con anterioridad, sufrir una lesión en el coxis puede ocasionar dolor, el cual, dependiendo de la gravedad del golpe, puede ser simplemente molesto o insoportable. También es posible que el hueso se fracture si recibe un impacto muy fuerte. En este caso, debemos esperar a que este sane por su cuenta, lo cual puede tardar hasta meses, aunque generalmente sana completamente y sin consecuencias.

Hay que tener en cuenta que esta zona es muy sensible, y si ejercemos mucha presión sobre ella, podemos provocarnos mucho dolor.

Conclusiones

El dolor de coxis, de sacro, son muy frecuentes, sobre todo en mujeres y en personas avanzadas de edad, cuyos huesos no son tan fuertes como antes. Para evitar este tipo de dolores, se recomienda limpiar bien el piso y no dejar zonas mojadas en las cual podamos caernos, evitar levantar demasiado peso, y a medida que envejezcamos, tomar mayores precauciones.

Dolor e inflamación en el Coxis. ¿Porqué me duele el coxis?
4.7 (93.33%) 3 votos
   
PortalesMedicos.com
    © inflamaciones.com 2019     Quiénes somos   Contacta con nosotros   Términos y Condiciones   Política de privacidad   Política de cookies