Impétigo o brasa en niños y bebés. Todo lo que debes saber

Las infecciones son muy comunes en los niños ya que todavía no toman conciencia de lo que les puede hacer daño. En muchos casos, entran en contacto con bacterias que terminan provocando alguna infección.

Muchas veces los niños se ponen mal y contraen estas infecciones. Una de estas, es el impétigo o brasa en niños. Esta condición infecciosa es de tipo bacteriana que afecta parte de la superficie de la piel, ocasionando enrojecimiento e inflamación.

¿Qué es el impétigo en los niños?

El impétigo es una afección que se da en la piel de los niños debido a las bacterias como el estafilococo o estreptococo. Algunos lo llaman brasa, debido a el aspecto ocasionado en la piel de los niños.

Cuando afecta solo parte de la superficie de la piel, se le llama impétigo superficial. En casos más graves, afecta las zonas más profundas de la piel, llamándose ectima. Esta condición puede aparecer en la piel sana o donde existe una herida, corte o picaduras.

El impétigo es muy común en los niños de 2 a 6 años, siendo una condición de carácter contagioso. Es probable que pueda propagarse e el hogar, los niños pueden infectar a otros miembros de la familia o pueden infectarse a sí mismos en distintas partes del cuerpo.

Causas

El impétigo en los niños es causado por bacterias que infectan poco a poco  la dermis o superficie de la piel. Las bacterias comunes son:

  • Streptococcus
  • Staphylococcus aureus

¿Quienes presentan algún riesgo aparte del impétigo en los niños?

El impétigo es más común en niños menores. Los adultos también puede padecerlo, aunque es muy poco común. Pero existe la probabilidad de contagio, así que es bueno tomar precauciones.

Es probable que el niño sufra de impétigo si:

  • Tiene algún contacto con otros niños o jóvenes con impétigo.
  • No tiene una buena higiene.
  • Si se encuentra en zonas húmedas y cálidas a la vez.
  • Tiene alguna otra enfermedad infecciosa.
  • Presenta condiciones como eczemas, sarna o psoriasis.

Impétigo en bebés

Puede parecer una llaga común, pero puede ser algo mas grave. El impétigo en los bebés empieza como diminutas ampollas que pueden extenderse lentamente a otras zonas del cuerpo. El diagnóstico y el tratamiento oportunos son esenciales para prevenir las complicaciones del impétigo en bebés.

¿Cómo contrae impétigo un bebé?

Algunas de las causas por la que un bebé pueda presentar el impétigo es por el contacto que pueda tener con algunas personas infectada. El bebé puede contraer el impétigo por el contacto físico con cualquier niño o persona con impétigo.

Entrar en contacto con los objetos utilizados por una persona infectada, es otro de los motivos para que el bebé empiece a presentar algunos síntomas del impétigo. En algunas situaciones, el bebé puede entrar en contacto con los juguetes o artículos propios de los niños infectados con la bacteria.

En otros casos, la erupción de infección en la piel del bebé por el rascado, picadura de insectos, puede causar el ingreso de las bacterias causante del impétigo. Estas pueden encontrarse en el aire o zonas cercanas a la piel del bebé.

Ciertos antecedentes de salud también se deben tener en cuenta, ya que algunos bebés pueden ser más susceptibles a contraer algún tipo de infección.

¿Puede el impétigo desaparecer en los bebés sin el tratamiento?

El impétigo en niños y bebés, puede desaparecer en unos 10 a 16 días sin recibir tratamiento alguno.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que no realizar el tratamiento puede causar que la bacteria infecte otras zonas de la piel. Además que existe la probabilidad de reaparición en cualquier momento.

Algo que podría generar complicaciones, condiciones muy duras para un bebé. Lo correcto es no dejar a los niños y bebés sin llevar el tratamiento adecuado.

Síntomas del impétigo o brasa en niños

Los síntomas pueden darse de diferentes maneras en cada niño. También puede ser diferente la bacteria que provocó la infección. Algunos síntomas de la brasa son:

  • Enrojecimiento de la piel
  • Llagas y heridas
  • Erupciones o potencias con pus y costas
  • Piel con picazón
  • Hinchazón de los ganglios linfáticos. Si el impétigo se produce en las manos, los síntomas pueden presentarse en los ganglios de la axila.

Las inflamaciones, protuberancias y ganglios inflamados pueden se dolorosos. Estos pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo. Los síntomas del impétigo en niños se presentan en muchos casos de manera similar a otras infecciones. Lo recomendable es acudir al médico y consultar las zonas donde presenta dolor, para saber en qué estado se encuentra el impétigo en el niño.

Tipos de impétigo

Existen tres tipos de impétigo. Independientemente de la edad del bebé, niño o en algunos casos en adultos por contagio, puede darse cualquiera.

Impétigo no ampolloso: O también llamado impétigo con costra. Es muy común, causando ampollas y úlceras pequeñas. Este tipo de infección puede ser generada por estafilococo  y estreptococos.

Impétigo ampolloso: El impétigo ampolloso es uno de los más graves. Debido a que causa ampollas y erupciones, pudiendo generar pus y pequeñas heridas. Este tipo de infección tarda un poco más en sanar que un impétigo no ampolloso. Las bacterias que lo generan son los estafilococos.

Ectima: El ectima afecta las capas mas pofundas de la piel. Este tipo de impétigo, puede darse luego de una infección por estreptococo, estafilococo o ambas baterías. E algunos casos es llamado impétigo grave o profundo.

Diagnosticando el impétigo

Para un buen diagnóstico del impétigo en niños, debemos saber cuales son los síntomas presentes. Además de consultar el historial de salud del niño. De ser el caso, un examen físico será necesario.

El médico o especialista puede analizar las muestras encontradas en las llagas o heridas. Al ser llevadas al laboratorio, se podrá saber que tipo de bacteria es la causante de la infección.

Teniendo en cuenta el historial de salud del niño, puede analizar junto al médico, el mejor tratamiento para el impétigo.

Tratamiento para el impétigo en niños

Los tratamientos para el impétigo dependen de los síntomas que presente el niño y las reacciones que pueda tener ante algún medicamento. También dependerá de la gravedad de la infección. En casos donde la infección es profunda, es posible que el médico recomiende antibióticos más efectivos. Los tratamientos pueden incluir:

Antisépticos y desinfectantes: El Cloruro de Sodio, Yodo, son efectivos para limpiar y eliminar poco a poco la proliferación de las bacterias.

Antibióticos : Pastillas o líquidos vía oral. En los casos mas graves y frecuentes.

Limpieza y vendaje: Se debe lavar suavemente la zona de piel afectada con abundante agua y jabón.

Las cremas y pomadas para la infección, son aplicadas como lociones antibióticas, siendo necesarias durante la infección del impétigo.

Complicaciones del impétigo en niños

El impétigo en niños suele ser raro y puede presentarse en situaciones poco comunes. Tratar la la condición rápidamente disminuiría las posibilidades de tener alguna complicación.  En los casos más graves, los niños pueden presentar algún tipo de insuficiencia renal, aunque se de en pocos casos. Generalmente la piel puede quedar dañada y presentar alergias. También la infección puede reaparecer en otro momento si no se curó por completo.

Posibles complicaciones del impétigo:

  • Empeoramiento o extensión de la infección.
  • Cicatrización anormal, debido al ectima.

¿Cómo prevenir la brasa en niños?

 

Para ayudar a prevenir el impétigo o brasa y evitar el contagio. Puede seguir los siguientes consejos:

 

  • Asee bien al niño y asegúrese que se lave las manos.
  • Mantenga al niño fuera del colegio, guardería y otros lugares, después de comenzar el tratamiento con algún antibiótico. Por lo menos 24 horas.
  • Evite compartir los artículos de uso pesonas del niño.
  • Corte las uñas del niño. Esto ayudará evitando el contagio infeccioso.

A saber sobre el impétigo infantil

  • El impétigo es una infección que afecta la capa superior y zonas profundas de la piel.
  • El impétigo infantil es causado por bacterias.
  • Las llagas y costras son comunes en el impétigo. Causando enrojecimiento, dolor, líquidos o pus.
  • Para tratar el impétigo, se aplican cremas antibióticas, pastillas, pomadas o lociones.
  • Mantener una buena higiene ayuda a prevenir el contagio del impétigo.
  • En algunos casos, el impétigo puede propagarse en el hogar. Pudiendo contagiar a los adultos.
  • Durante el tratamiento del impétigo, el niño debe aislarse de lugares muy concurridos por al menos 24 horas.
  • El niño puede asistir a la escuela con normalidad, luego del tiempo estimado.

¿Existen remedios caseros para el impétigo?

Pueden existir algunos procedimientos caseros para eliminar el impétigo en los bebés y niños. Algunos usan antibióticos naturales o productos caseros. Los baños de lejía son efectivos para controlar las colonias de bacterias, especialmente las de estreptococos y estafilococos. Es sabido que el blanqueador o hipoclorito de sodio es efectivo ante la aparición de bacterias.

Lo que se puede hacer es remojar por 10 a 16 minutos, el área infectada, en agua diluida con una poco de cloro.

La cantidad recomendada de cloro es de 1/4 a media taza de cloro en una bañera. También podemos aplicarla en un recipiente con un poco de agua y sumergir las manos o empapar la zona infectada por unos minutos.

Siempre es recomendable consultar al médico sobre la manera mas practica de realizarlo, teniendo en cuenta el estado de la afección.

Algunos consejos

Estos consejos, le ayudarán al momento de visita al médico para lograr un buen tratamiento para el impétigo del niño.

Tenga en cuenta el motivo por el cual visita al médico.

Tenga en cuenta las preguntas que desee hacer al médico.

Tenga el historial del niño disponible. Escriba el diagnóstico y si consume algun otro medicamento.

Entérese de lo que le receta el médico. Investigue cuales pueden se los efectos secundarios. Consulte si existen tratamientos alternativos para tratar el impétigo en niños.

Pregunte por que recomienda el tratamiento y como ah sido los resultados en otros niños.

Pregunte que es lo que puede suceder con la condición del niño, si no se realiza el tratamiento recomendado.

Asista a todas las citas médicas que el doctor considere necesario.

Consultas: Health  Impétigo

Los pólipos endometriales son pequeñas protuberancias o tumores benignos que crecen sobre el revestimiento del Leer más..

La dispepsia, hinchazón e indigestión abdominal, son malestares generales en la zona del abdomen. Aunque Leer más..

Puede ser que estés esperando un parto por cesárea o hayas pasado por uno y Leer más..

Andrea Garzon

Andrea Garzon

Egresada de la Universidad de la Coruña. Especializada en patologías del segmento Inflamatorio.
Maestría en Medicina Biológico-Naturista, por FUNIBER.
Andrea Garzon