Importantes causas y tratamientos de inflamación vaginal o genital

La vagina es uno de los órganos más eficaces del cuerpo femenino respecto a las funciones específicas que cumple cada una de sus partes internas y externas.

Así mismo, es concebida como de las más frágiles ante posibles agentes y tratos que puedan causar daños físicos, infecciones y enfermedades crónicas.

Principales causas de la inflamación vaginal o vaginitis

Vaginitis es el nombre genérico para cualquier malestar del monte de Venus (zona púbica), y se define como inflamación de alguna membrana externa.

No obstante, no siempre se trata de un mal de agravio o una enfermedad. Según la causa puede clasificarse como infecciosa o no infecciosa.

Vaginitis infecciosa

Corresponde a la invasión de agentes contaminantes en el área interna que se manifiesta como irritación o inflamación, y puede ser causada por el uso de ungüentos o cremas inadecuadas, mala higiene de la zona púbica, humedad prolongada, entre otras.

Para este tipo de vaginitis existe una subclasificación: por hongos, bacterias, mixtas o enfermedades de transmisión sexual (virus). Así mismo, solo afecta a mujeres en edad reproductiva, desde la pubertad hasta la menopausia natural o por extracción de ovarios.

Vaginitis no infecciosa

No corresponden a una enfermedad sino a alergias hacia productos, higiene íntima deficiente o uso de ropa ajustada.

En este sentido, puede desarrollarse antes de la pubertad y después de la menopausia a partir del descenso hormonal.

Para estos casos, el ginecólogo deberá recetar algún fármaco rico en estrógenos para reponerlos y reducir síntomas.

Diagnóstico

Debido a la similitud de los síntomas de enfermedades correspondientes a la vaginitis, es fundamental acudir al ginecólogo para su correcto diagnóstico.

Inclusive, para ellos también resulta complejo identificarlas por la combinación de agentes o en el caso de ETS bacterianas por su estructura biomolecular.

Importante
Tres de cada cinco mujeres sufren vulvovaginitis, infección de la vagina y la vulva recurrente en mujeres fértiles, al menos una vez en la vida, según datos presentados en el XIV Encuentro Nacional de Salud y Medicina de la Mujer.

Síntomas comunes

Los síntomas de la vaginitis pueden ser muy notorios como también carecer de estos. De igual forma, dependiendo de las especificaciones pueden variar, sin embargo, estos son los regulares:

•                    Irritación

Enrojecimiento en la zona vaginal que causa dolor, picazón, ardor o incomodidad. Afecta especialmente durante las relaciones sexuales.

•                    Inflamación

De los labios vaginales y otras áreas cercanas. Esto puede ocasionar molestias al caminar, sentarse o cualquier clase de sensibilidad al tacto.

•                    Flujo vaginal irregular

A destiempo de tu menstruación, más espeso de lo regular, de color verde-grisáceo, maloliente, espumoso, en mayor o menor cantidad de la habitual y de adherencia a paredes vaginales.

•                    Frecuencia de orina anormal

Reiterativa en lapsos de tiempo muy cortos y/o con molestias o ardor (infecciones urinarias).

La variable de estas señales puede amplificarse de acuerdo a las características de cada infección o enfermedad.

Un claro ejemplo son las ETS bacterianas, que suelen presentar indicaciones físicas de presencia en el organismo.

 

Evaluación clínica

Siguiendo el principio característico de las enfermedades dentro del cuadro de la vaginitis, lo ideal es que el especialista realice diferentes estudios combinados para determinar el diagnóstico y cómo tratarlo.

·        Examen físico

Puede ser manual o a través de un instrumento llamado espejo vaginal, el cual se introduce dentro de la cavidad para mirar el estado y palpar la presión o inflamación.

·        Extracción del flujo vaginal

Se evalúan cualidades como el color, olor y consistencia. En un sentido microscópico y reactivo la acidez y composición para el descarte.

·        Historial médico

Verificación de otras enfermedades que puedan generar desórdenes hormonales. También se realiza un patrón de los síntomas (sensaciones, frecuencia, etc.).

·        Análisis bioquímico

Exámenes de laboratorio (sangre, orina) y biopsias (extracción y estudio de una muestra del tejido).

Enfermedades

Una vez finalizados los estudios, el médico deberá presentar un diagnóstico y tratamiento adecuado para tu problema. A continuación, las enfermedades que suelen derivarse de una vaginitis.

Bartolinitis

Es una infección que se produce en las glándulas de bartolino (encargadas de recrear el flujo vaginal como lubricante) que ocasiona irritación e inflamación.

Consiste en que la inflamación provoca que el flujo se estanque, creando un bulto o quiste de bartolino. Puede originarse en una o ambas glándulas.

Una causa probable son las ETS causadas por bacterias en la que el pus acumulado en la zona vaginal puede estimular el crecimiento de las membranas.

Vulvovaginitis

Es una inflamación generalizada de los labios genitales y toda la zona del monte de Venus, ocasionada por parásitos, bacterias o alguna ETS.

Se puede definir de manera simple como la respuesta de alerta del sistema inmunológico ante la presencia de agentes dañinos para el órgano.

Infecciones urinarias

Las mujeres son particularmente propensas a contraer infecciones urinarias por la longitud y forma de la uretra, cuya abertura se ubica cerca del recto y vagina donde puede contraer bacterias.

La contracción diafragmática durante el parto, la actividad sexual o masturbación, higiene deficiente, uso de toallas sanitarias prolongado y otras también pueden causar infecciones bacteriales.

Remedios caseros

La tarea de tu médico consistirá en recetarte antibióticos pertinentes para tu malestar. No obstante, algunos remedios caseros también pueden aliviarte.

Inflamación de labios genitales

Esta lista solo concierne los casos donde se presenten bacterias, es decir, enfermedades propias de una vaginitis infecciosa.

1.     Plantas

·         Boldo

Combate infecciones por hongos y contiene propiedades antifúngicas.

·         Caléndula

Combina beneficios antibióticos y antifúngicos, por lo que sirve para curar y también prevenir.

2.     Dieta

·         Evitar productos azucarados

Estos alimentan a las bacterias y estimulan su reproducción.

·         No consumir productos procesados

Contrarrestan efectos de otros tratamientos alternativos.

·         Por contenido

Consumir alimentos que contengan hierro (legumbres, vegetales verdes), zinc (maní, trigo y calabaza) y vitamina B (huevos, pescado y leche).

Infecciones urinarias

Además de proteger tu intestino, el uso de remedios caseros para la inflamacion vaginal es muy efectivo y proporciona beneficios extensivos para otros órganos y funciones del organismo, de acuerdo con las propiedades de cada uno.

·        Jugo de arándanos

O la fruta en sí misma. Su contenido de antioxidantes no solo alivia, sino que también sirve para prevenir.

·        Aceite de coco

Contiene propiedades antibacterianas potentes que pueden superar antibióticos a los que algunas bacterias pueden haber desarrollado resistencia. El agua de coco también es una opción.

·        Bicarbonato de sodio

Neutraliza la acidez en la orina, disminuyendo las molestias y acelerando la recuperación. Es un complemento, no una cura en sí.

·        Piña

Contiene bromelia, que es un antibiótico natural. Igualmente, se recomienda el complemento farmacológico.

Importantes causas y tratamientos de inflamación vaginal o genital
4.2 (84%) 5 votos
   
PortalesMedicos.com
    © inflamaciones.com 2019     Quiénes somos   Contacta con nosotros   Términos y Condiciones   Política de privacidad   Política de cookies