Inflamación del cuello uterino

El cuello uterino o cervix uterino es la parte inferior de la matriz. Este se encuentra en la parte superior de la vagina, y este es atravesado por el canal cervical. Gracias a esto es que el bebé pasa a la vagina, e igual la sangre menstrual.

La porción de cuello uterino más próximo al útero se llama endocérvix, y la más próxima a la vagina es el ectocérvix o exocérvix. En general, la mayoría de las anomalías como tumores, aparecen en el punto en el que se cruzan el endocérvix y el exocérvix.

Esta es una zona delicada, y que, algunas veces, sufre de lesiones o infecciones. Uno de los males ms frecuentes, es la inflamación del cuello uterino o cervicitis. Las causas pueden variar.

Este artículo fue escrito con fines informativos, es decir, para transmitir información esencial a nuestros lectores, sobre la inflamación del cuello uterino.

¿Qué provoca la inflamación del cuello uterino?

Algunas de los motivos o causas más habituales de que haya cervicitis, pueden ser:

•                    ETS

Enfermedades de transmisión sexual como: la gonorrea, candidiasis, clamidia, herpes genital, etc., suelen causar cervicitis. Estas infecciones pueden causar, entre sus síntomas, la inflamación del cuello uterino.

•                    Alergias

Si son mujeres sexualmente activas, es posible que te hayas topado con algunos métodos anticonceptivos como: espermicidas, condones, etc.

Estos métodos pueden provocarte una reacción alérgica y esta, a su vez, puede causarte cervicitis. Pero no son solo métodos anticonceptivos, también es posible sufrir reacciones alérgicas debido a productos de higiene, como: desodorantes vaginales.

•                    Exceso de bacterias

En la vagina, es normal que existan algunas bacterias, las cuales de por sí, no son dañinas. Sin embargo, es posible que estas bacterias proliferen o crezcan más de lo debido, y esto se convierta en un problema, el cual también puede causar inflamación en el cuello uterino.

 

Conductas que te exponen a la cervicitis

La mayoría de factores que pueden exponerte a sufrir cervicitis, están relacionadas al sexo. Puedes tener mayores probabilidades de padecer esto si tienes historial de ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual), si iniciaste tu vida sexual a muy temprana edad, también si no eres consciente o responsable con tu vida sexual, y tienes relaciones sin protección y estar con distintas parejas. Esto es un riesgo potencial de contraer una infección.

¿Qué tipo de complicaciones puede haber?

El cuello uterino es, en esencia, una barrera o escudo que evita que los virus, bacterias, cualquier microorganismo alcancen el útero. Por lo tanto, cuando el cuello uterino se halla infectado, es altamente probable que dicha infección pase al útero.

La inflamación del cuello uterino puede volver a una mujer más propensa a contraer VIH. No solo esto, cuando la inflamación es causada por la gonorrea o clamidiasis, esta puede extenderse al útero, provocando así la enfermedad inflamatoria pélvica. Esta, si no se trata a tiempo, puede ocasionar problemas de fertilidad.

¿Qué síntomas puedes presentar si padeces de cervicitis?

Realmente no hay un síntoma específico que sea determinante de esta enfermedad. Es decir, la única forma de enterarse es si, acudiendo al médico, este te solicita un examen pélvico, pero por otro motivo, algún otro malestar o síntoma. Algunos de estos pueden ser: flujo vaginal excesivo y extraño, ganas de orinar frecuentes y las cuales te causan dolor, puedes sentir dolor mientras mantienes relaciones sexuales, y hasta sangrado luego de tener relaciones sexuales.

Si posees alguno de estos síntomas, el médico sospechará de una ETS, y entre los exámenes para diagnosticarla, te solicitará un examen de pelvis, y así podrás confirmar si posees o no cervicitis.

¿Cuándo es apropiado acudir al médico?

Si presentas algunos de los síntomas que mencionamos en el punto anterior, es muy probable que tengas una infección y cervicitis. Así que, si notas un flujo vaginal extraño, si notas sangre luego de mantener relaciones sexuales, o directamente no relacionada con tu menstruación. Entonces, estas son señales de que algo no anda bien en tu organismo.

¿Cómo prevenir la cervicitis?

La mejor forma de prevenir la inflamación del cuello uterino originada por infecciones de enfermedades de transmisión sexual es utilizar preservativos, estos reducirán en gran medida las probabilidades. También, limitarte a la exclusividad, es decir, mantener relaciones sexuales solo con tu pareja sana.

Cáncer de cuello uterino

El virus VPH juega un papel fundamental a la hora de la aparición del cáncer de cuello uterino, ya que cuando el sistema inmunitario es expuesto al VPH, este, naturalmente lucha por impedir que este le haga daño a la mujer. Sin embargo, existen casos en los que este virus se mantiene vivo durante años, provocando que algunas células del cuello uterino se conviertan en células cancerígenas.

¿Existen síntomas?

En la primera fase, no hay síntomas que puedan hacerte sospechar que tienes cáncer de cuello uterino. No obstante, cuando este se encuentra en una etapa más avanzada, sí aparecen una serie de síntomas. Entre los cuales están:

  • Sangre luego de mantener relaciones sexuales, posterior a la menopausia o entre una menstruación y otra.
  • Flujo vagina con mal olor, espeso e incluso con sangre.
  • Sentir dolor en la pelvis mientras mantienes relaciones sexuales.

¿Qué factores aumentan la posibilidad de padecer cáncer de cuello uterino?

Algunos de los factores que pueden incrementar alarmantemente las posibilidades de padecer cáncer de cuello uterino son:

  • Mantener relaciones sexuales con muchas parejas distintas.
  • Iniciar tu vida sexual a temprana edad.
  • Tener un sistema inmunitario débil.
  • Otras ETS.

¿Cómo prevenirlo?

Existen formas de reducir las probabilidades de padecer este tipo de cáncer, entre las cuales están:

  • Practicar sexo con protección.
  • Vacunas contra el VPH.
  • Examen de Papanicolaou. Este podrá ayudar a descubrir afecciones precancerígenas en el cuello uterino.

Conclusiones

El cuello uterino es una parte muy delicada del organismo de la mujer, y el cual juega un papel muy importante, como prevenir que las bacterias alcancen el útero. Es por este motivo que se debe ser muy precavida a la hora de mantener relaciones sexuales, y siempre utilizar protección.

Si eres una madre, es recomendable que vacunes a tu hija contra el VPH antes de que inicie su vida sexual.

Inflamación del cuello uterino
5 (100%) 2 votos
Andrea Garzon

Andrea Garzon

Egresada de la Universidad de la Coruña. Especializada en patologías del segmento Inflamatorio.
Maestría en Medicina Biológico-Naturista, por FUNIBER.
Andrea Garzon

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notificar de
        © inflamaciones.com 2019     Quiénes somos   Contacta con nosotros   Términos y Condiciones   Política de privacidad   Política de cookies