Nefritis o inflamación del riñón: ¿Como prevenir y tratar la nefritis lupica, intersticial, aguda?

La nefritis: Conoce más acerca de la inflamación de los riñones

La nefritis es el padecimiento en el cual los riñones se inflaman. Estos órganos con formas de frijol tienen la función de filtrar la sangre y eliminar los desechos y el exceso de sangre. Esta inflamación se puede dar de repente y por diversas causas. La mayoría de los síntomas son tratables aunque si no se hace, la nefritis puede generar una insuficiencia renal, condición que puede llegar a ser mortal.

En esta ocasión te contamos todo lo que tienes que saber acerca de la nefritis: la inflamación de los riñones, ¿qué es? ¿Cuáles son sus causas? ¿Como se puede tratar la nefritis? Sigue leyendo y descúbrelo.

¿Qué es la enfermedad conocida como nefritis?

Los riñones son los encargados de realizar una función de filtro dentro del cuerpo humano, al día procesan alrededor de 120 a 150 litros de sangre, eliminando unos 2 litros de desechos y el exceso de agua. Son parte fundamental en el funcionamiento óptimo del cuerpo humano.

La nefritis se trata de una condición en la cual las nefronas, que son las unidades funcionales de los riñones se inflaman, afectando negativamente la función renal. A este padecimiento también se le puede denominar como glomerulonefritis. También afecta a su vez a otras zonas de los riñones, como los túbulos, glomérulos o el tejido intersticial que es el recubrimiento que rodea los glomérulos y los túbulos.

¿Qué tipos de nefritis aguda existen y cuáles son las causas?

Existen varios tipos de inflamación de los riñones, cada una con causas distintas, entre ellos se encuentran:

Glomerulonefritis

Es un tipo de nefritis aguda en donde la inflamación se produce en los glomérulos. Dentro de un riñón se encuentran miles de capilares y los glomérulos son pequeños grupos de esos capilares que sirven como transporte de la sangre y actúan como unidades de filtración. Si estos se encuentran inflamados o dañados no pueden filtrar adecuadamente los desechos en la sangre.

No se conoce con exactitud cuál es la causa de esta inflamación de los riñones, aunque existen ciertos factores que pueden llegar a contribuir, como:

  • Historial de cáncer
  • Agentes infecciosos que llegan a los riñones a través de la sangre
  • Sistema inmunológico comprometido

Pielonefritis

Este tipo de nefritis es una infección renal repentina y muy grave ya que al inflamarse los riñones puede dañarlos permanentemente. Este tipo de nefritis puede resultar mortal.

La infección suele generarse en la vejiga, pasa por los uréteres hasta los riñones y suele ser causada por la bacteria E.Coli, un tipo de bacteria que se encuentra en el intestino grueso y que se elimina a través de las heces. Estas bacterias pueden trasladarse de la uretra hasta la vejiga y luego a los riñones.

 Nefritis intersticial

En este tipo de nefritis aguda, la inflamación se produce en el espacio entre los túbulos renales, generando que los riñones se hinchan. Esta inflamación responde a muchas causas, entre ellas se encuentra la reacción alérgica a ciertos medicamentos, como antibióticos. Nuestro cuerpo suele reaccionar a sustancias extrañas en nuestro cuerpo de manera que si considera que es nociva, el cuerpo intentará atacar el problema que por lo general termina en un ataque a sí mismo, que da como resultado la inflamación.

Otra de las causas es el consumo durante largos periodos de tiempo de medicamentos. Esto puede dañar los riñones provocando este tipo de inflamación de los riñones.

Síntomas de la inflamación de los riñones o nefritis

Los siguientes síntomas pueden indicar que una persona está padeciendo de algún tipo de nefritis:

 

  • Orina espumosa
  • sangre en la orina
  • Cambios en el color de la orina
  • Hinchazón en manos, pies, tobillos o cara.
  • Cambios extraños en los hábitos de orinar.

Nefritis: la necesidad de un diagnóstico temprano

La inflamación de los riñones puede ser detectada por tu médico de confianza a través de un análisis de sangre o de orina, si en esta última se encuentran proteínas, quiere decir que los riñones no están funcionando correctamente.

A través del análisis de sangre también se puede saber si existe nefritis, ya que se busca medir un producto de desecho en la sangre que se llama creatinina y que nos dará información relevante sobre el estado de los riñones.

Otra de las maneras de conocer si se padece de nefritis es a través de una biopsia. Durante este procedimiento el médico extirpa parte del riñón y luego este pedazo es examinado en un laboratorio.

Las enfermedades relacionadas con los riñones suelen ser muy delicadas así que si notas la presencia de alguno de los síntomas anteriormente nombrados, lo mejor es buscar atención médica ya que un tratamiento temprano de una enfermedad como la nefritis puede evitar complicaciones como un daño renal permanente.

Si al momento de orinar nota que la orina posee un color marrón o rosa, significa que hay presencia de sangre en ella por lo que debe visitar a un médico lo más pronto posible.

¿Cuál es el tratamiento para la nefritis?

Los tratamientos para la inflamación de los riñones suele variar de acuerdo a la causa y al tipo.

Tratamiento para la nefritis aguda

Este tipo de inflamación por lo general suele resolverse sin necesidad de tratamiento, aunque si los síntomas persisten el doctor deberá recetar medicamentos que eliminen el exceso de líquidos y ciertas proteínas que pueden llegar a ser peligrosas.

Tratamiento para la nefritis crónica

Este tratamiento por lo general involucra chequeos renales regulares al igual que un monitoreo de los valores de la presión arterial. Dentro de los medicamentos recetados se pueden conseguir píldoras de agua, que ayudan a reducir la inflamación y controlan la presión arterial.

Consejos para prevenir la inflamación de los riñones

La nefritis no se puede prevenir en todos los casos, sin embargo llevar ciertas rutinas y un estilo de vida sano puede ayudar a minimizar el riesgo de padecer de esta enfermedad. Si quieres prevenir la inflamación de los riñones debes:

  • Hacer ejercicio regularmente
  • Mantener una presión arterial y azúcar en la sangre estables y dentro de los límites
  • Dejar de fumar
  • Llevar una dieta equilibrada y saludable
  • Mantener un peso saludable.
  • Consumir mucha agua

Recuerda la presencia de alguno de estos síntomas o alguna alteración en los hábitos de la orina puede significar algún problema en los riñones. Consulta a tu médico para evitar complicaciones como insuficiencia renal.

Nefritis o inflamación del riñón: ¿Como prevenir y tratar la nefritis lupica, intersticial, aguda?
Califica esto
   
PortalesMedicos.com
    © inflamaciones.com 2019     Quiénes somos   Contacta con nosotros   Términos y Condiciones   Política de privacidad   Política de cookies