Inflamación y distensión abdominal: Cuáles son las causas, como tratarla y algunos consejos.

¿Qué es la distensión abdominal?

En muchas ocasiones, tanto hombres como mujeres, despiertan sintiendo incomodidad en el estómago, aunque no notan nada raro. Sin embargo, con el transcurrir del día, notan como este se va inflando dando la apariencia de inflamación o hinchazón. A esta inflamación se le conoce como distensión abdominal.

Existen muchos posibles factores o causas que provocan esta distensión, entre las cuales podemos nombrar:  retención de líquidos, gases, estreñimiento. Aunque, hay especialistas que afirman que otra causa es el deterioro de la musculatura abdominal, o sarcopenia.

¿Qué es la sarcopenia?

Esto no es más que el nombre que recibe la pérdida de musculatura, debido a la edad o a llevar un estilo de vida sedentaria. Como recién mencionamos, a medida que envejecemos, empezamos a perder masa muscular, a esto se le conoce como sarcopenia.

Consecuencias de la sarcopenia

Como mencionamos con anterioridad, hay especialistas que atribuyen la distensión abdominal a la sarcopenia. Y es que esto, tiene implicaciones o consecuencias para nosotros, aunque no todas son necesariamente malas. De las cuales podemos mencionar:

  •  Acumulación de grasa

Una de las funciones de los músculos es activar el metabolismo, a través del cual podemos quemar calorías. Por eso, cuando empezamos a perder masa muscular, dejamos de consumir o gastar energía, y, por ende, las personas engordan con mayor facilidad.

  • Faja abdominal firme

Al tener una faja abdominal consistente o firme, puede ser beneficioso, ya que, si esta presiona, sin fuerza excesiva, los intestinos pueden facilitar la expulsión de gases y favorece al tránsito intestinal.

  •   Perjudica tu salud

Por razones que no abordaremos, aunque son de carácter fisiológico, perder masa muscular incrementa las posibilidades de resistencia a la osteoporosis, insulina o alguna enfermedad del corazón.

Enfermedades relacionadas a la inflamación abdominal

Existen algunas enfermedades o trastornos del aparato digestivo que pueden generar, como consecuencia, la inflamación del abdomen.

  •     Microbiota

El ingerir fibras o hidratos de carbono puede causar un incremento de gases. En muchas ocasiones, el médico prescribe probióticos.

  •     Mala tolerancia a ciertos alimentos

En ocasiones, podemos sufrir de una alergia alimentaria, mala absorción de líquidos o intolerancia al ingerir ciertos alimentos, lo cual puede provocarnos una hinchazón abdominal.

  •     Colon irritable

Los pacientes que padecen de colon irritable pueden sufrir de hipersensibilidad visceral, ya que su intestino es demasiado sensible, y puede sufrir por algunos estímulos que, normalmente, no deberían ser molestos.

¿Cómo reducir la inflamación o hinchazón abdominal?

 

Una de las maneras de reducir la distensión, es fortalecer la faja abdominal, también puedes probar a realizar ciertos ejercicios.

·  Levantar algunas pesas cada día

Una de las mejores maneras de crear y fortalecer los músculos, es haciendo ejercicios de resistencia, esto, además, te ayudará a disminuir el volumen de tu vientre y a quemar calorías y grasa. Si realizas los ejercicios de manera pausada, es decir, lentamente, verás cómo aumenta su beneficio y tu masa muscular.

·   Incluye en tu alimentación productos anti inflamatorios

Debes cambiar tu régimen alimenticio, y empezar a ingerir alimentos que te ayuden a reducir los gases y el estreñimiento, y que, además, te ayuden a evitar la retención de líquidos. Puedes comer cereales integrales, vegetales como sandía, espárragos, cebolla, además de alguno que otro té de hinojo o menta. Es menester que reduzcas las bebidas carbonatadas, los azúcares y demás comidas que puedan causarte gases.

Pero, la inflamación abdominal no viene sola, en muchas ocasiones genera dolor. El dolor abdominal puede deberse a muchos motivos y significar diferentes cosas, todo depende del tipo de dolor y de la zona abdominal en que lo sientas.

Dolor abdominal en el lado izquierdo

Los dolores abdominales en este lado pueden ser provocados por diferentes motivos, todo depende del área que duela. En esta parte del estomago se encuentran algunos órganos delicados que deben ser tomados muy en cuenta, no debemos restarle importancia si se siente alguna hinchazón o dolor punzante en alguna zona en particular.

  •  Lado izquierdo, parte superior

Esto puede deberse a una gastritis, úlcera gástrica, diverticulitis, problemas en el pulmón izquierdo o un exceso de gases.

  •  Lado izquierdo, parte media

Las posibles causas pueden ser gastritis, inflamación intestinal, exceso de gases, cólico renal, enfermedad del bazo o problemas de la columna.

  •  Lado izquierdo, parte baja

Exceso de gases, inflamación intestina, hernia inguinal o quistes en los ovarios pueden ser las causas.

Dolor abdominal en el lado derecho

  • Lado derecho, parte superior

Las causas pueden ser enfermedades del hígado, piedra o inflamaciones en la vesícula, exceso de gases o problemas en el pulmón derecho.

  • Lado derecho, parte media

Inflamación en el intestino, cólico renal, problemas en la columna, o inflamación en el intestino pueden ser las causas.

  •  Lado derecho, parte baja

Esto puede deberse a exceso de gases, quistes en los ovarios, apendicitis o inflamación intestinal.

Dolor abdominal en el lado medio

  • Parte superior

Esto puede deberse a un reflujo, mala digestión, úlcera gástrica, gastritis, infarto o inflamación en la vesícula.

  • Parte media

Pancreatitis, estreñimiento, comienzos de apendicitis, gastroenteritis o una úlcera gástrica.

  • Parte baja

Los cólicos menstruales, la diarrea o estreñimiento, problemas en la vejiga o una infección urinaria pueden ocasionar dolor en esta zona.

Cabe destacar que, estas no son todas las posibles causas de los dolores que puedes sentir en el abdomen, son solo algunas de las más comunes.

Inflamación abdominal y dolor de ovarios

Estamos acostumbrados a creer que, si nos sentimos hinchados es algo normal y que puede deberse a causas no peligrosas. Sin embargo, no siempre es así.

En muchas ocasiones, las mujeres pueden sentirse hinchadas y con dolor de ovarios, esto puede ser una señal de que algo peligroso sucede dentro de ellas, algo como el cáncer de ovarios.

Si eliminas los alimentos de tu dieta que puede causarte gases o hacerte sentir hinchada y, aun así, sigues sintiendo dolor de ovarios, puede ser una señal de cáncer de ovarios. También que existan otras dolencias como dolor de pelvis, dolor abdominal, gastritis, cambios bruscos en el peso son señales que deben ser valoradas y debes acudir al médico.

Dolor abdominal al comer

Algunas veces comemos demasiado rápido hasta sentirnos satisfechos, lo cual puede causarnos dolor de estómago.

Sentir dolor luego de comer, no necesariamente debe ser algo grave, y puede deberse a una mala digestión al abusar de la comida, no masticar bien los alimentos, también pasar largos periodos sin comer y luego darnos un atracón. Estas son causas que pueden generar que nos duela el estómago. Pero, ¿Y si es debido a algo más grave?

Los atracones también pueden sacar a la luz problemas que ya cargábamos, tales como cólicos biliares, pancreatitis. Si comemos apresuradamente e inmediatamente ingerimos alcohol, podemos ocasionarnos uno de estos males.

¿Cómo identificarlas? Pues, quizás todos hemos sufrido alguna vez una mala digestión y sabemos cómo identificarla, sin embargo, si el dolor es excesivamente intenso, presiona fuerte el lado derecho y sentimos náuseas o ganas de vomitar, debemos preocuparnos porque puede ser algo serio.

Dolor abdominal antes del periodo

Hay muchas mujeres que, antes del periodo comienzan a sentir síntomas pre-menstruales, entre los cuales está el dolor de abdomen o de vientre, y puede llegar a ser muy fuerte e insoportable. Para aliviar este dolor, es recomendable tomar duchas calientes, colocarse en la parte baja del abdomen una toalla caliente para relajarse y disminuir el dolor. Esto es algo muy común en muchas mujeres. Y si, aun así, los dolores no disminuyen, pueden tomar analgésicos.

Dolor abdominal por bacterias

En ocasiones, podemos intoxicarnos por algunos alimentos que ingerimos. De este modo, podemos sufrir una gastroenteritis bacteriana, o sea, una infección en el estómago e intestinos causadas por una bacteria. Algunas de las bacterias que pueden producir una gastroenteritis bacteriana son la salmonela, E coli, Shigella, Estafiloco.

Podemos saber que tenemos una infección bacteriana porque, además de un fuerte dolor abdominal, sentimos náuseas, fiebre, botamos sangre en las heces, cólicos abdominales. En ese caso, se debe acudir inmediatamente al médico.

Inflamación y distensión abdominal: Cuáles son las causas, como tratarla y algunos consejos.
5 (100%) 1 voto
        © inflamaciones.com 2019     Quiénes somos   Contacta con nosotros   Términos y Condiciones   Política de privacidad   Política de cookies