Pólipo endometrial: ¿Qué son los pólipos en el útero?

El pólipo endometrial o pólipos uterinos, son tumoraciones protuberantes que crecen en el endometrio o revestimiento del útero. El aspecto de los pólipos pueden variar, sin llegar a ser de carácter cancerígeno. Los síntomas incluyen sangrado menstrual irregular y sangrado después de la menopausia. Los tratamientos incluyen medicamentos hormonales, legrado o cirugías de extracción.

Muchas mujeres durante o después de la menopausia pueden sufrir de pólipos endometriales, sin presentar algún síntoma. Generalmente suelen medir menos de 1cm y adaptarse a una forma plana en la cavidad del útero.

Para saber más sobre los pólipos uterinos y como tratarlos, siga leyendo el articulo a continuación.

¿Qué son los pólipos uterinos?

Los pólipos uterinos se desarrollan principalmente en el lugar donde crece el feto. Exactamente en la capa del endometrio, el cual es un revestimiento ubicado sobre la cavidad uterina. Es por ello que es llamado pólipo endometrial.

Esto pólipos son protuberancias rojas que no llegan a medir más de 1 cm. siendo demasiado corto, aunque en algunas ocasiones se alargan hasta proyectarse desde el cuello uterino. Están formados por vasos sanguíneos, glándulas, variables de estromas y esta recubiertas de epitelio. No suelen aparece notablemente en el útero, aunque en algunas ocasiones pueden localizarse en el cuello mismo o en la vagina.

Los pólipos endometriales, pueden se únicos o múltiples. Algunos son muy pequeños por lo que no influyen en la fertilidad, pero los más grandes puede dificultar la implantación del embrión o traslado de espermatozoides.
Los pólipos uterinos son raros en mujeres adolescentes. Entre un 10 a 25 % de mujeres adultas los ha sufrido. Aparecen mayormente en mujeres entre los 40 y 70 años.
Los pólipos en el útero se forman debido al excesivo crecimiento del tejido endometrial. Generalmente son benignos por lo que no debería preocuparse. Al no se un tejido canceroso, no existen muchos riesgos a largo plazo. Pero puede causar síntomas como un flujo desregular, problemas con la menstruación o fertilidad.
Los síntomas pueden incrementarse o prevalecer con el aumento de la edad. Los pólipos en el endometrio pueden parecer mayor en mujeres premenopáusicas que en mujeres posmenopáusicas.

Síntomas de pólipos uterinos

Los pólipos uterinos son la patología benigna más frecuente en mujeres con sangrado uterino anormal o con algún tipo de infertilidad. Siendo ambos síntomas, producidos por estas protuberancias. Los síntomas más comunes son los periodos menstruales irregulares o impredecibles. Además del sangrado anormal prolongado, excesivo durante la menstruación. Comúnmente es abundante, por lo que el sangrado puede acompañar a la regla.

Los síntomas más característicos de los pólipos endometriales son:

  • Sangrado vaginal entre cada menstruación.
  • Dolor de vientre durante la menstruación.
  • Sangrado vaginal después del contacto íntimo.
  • Dificultad para quedar embarazada.
  • Períodos menstruales irregulares.
  • Flujo inusualmente abundante durante los períodos menstruales.
  • Sangrado o manchado entre períodos.
  • Manchado vaginal o sangrado después de la menopausia.
  • Esterilidad.

La mayoría de mujeres tienen períodos que duran entre 4  días a una semana. Un periodo puede durar alrededor de 28 días, los ciclos mensuales pueden darse entre 21 a más de 30 días. Teniendo en cuenta esto, las mujeres que sufren de pólipos en el útero pueden tener períodos irregulares en cualquier momento.

Si tiene dificultad para quedar embarazada o llevar un embarazo normal, puede ser un signo de pólipos en el endometrio. Teniendo en cuenta los síntomas mencionados, estos pueden variar, sangrando algunas veces más que otras.

Sin embargo, estos síntomas son un aviso para poder descubrir las causas por medio de una explicación ecográfica o legrado.

Tipos de pólipos uterinos

Los pólipos en el útero varían en tamaño y cantidad. En algunas situaciones, estos crecen hasta asomarse por la vagina. Otros pueden volverse pólipos endometriales malignos. En cualquier caso, un buen diagnóstico al presentar los síntomas y el tratamiento de extracción son adecuados.

Pólipo cervical

Un pólipo cervical es un pólipo benigno, ubicado en la superficie del canal cervical [1]. En algunos casos las mujeres pueden presentar un sangrado anormal, pero a menudo los síntomas son pocos.

Algunos síntomas del sangrado pueden darse después del sexo, flujo vaginal de color amarillento o blanco. El sangrado puede se abundante o menorragia. Los flujos pueden ser causados por leucorrea.

Las causas de los pólipos cervicales no han sido muy estudiadas, pero generalmente se asocian a la inflamación del cuello uterino. Los cambios en los niveles de estrógeno o vasos sanguíneos obstruidos pueden ser algunas de las causas.

Los tratamientos para extraer los pólipos cervicales inflamados se realizan por medio de pinzas de anillo. Estas son introducidas por la vagina hasta llegar a la zona afectada.  También se pueden quitar atando un nudo quirúrgico alrededor del pólipo. Los restos del tejido cicatrizan por medio de cauterización. En casos de infección, lo recomendables es el uso de antibióticos.

Son muy pocos los casos donde los pólipos cervicales muestran un cambio cancerígeno. Estos pueden ser más comunes en mujeres post o pre menopáusicas. O en algunas después del embarazo.

Pólipo endometrial maligno

Los pólipos uterinos malignos no son muy comunes. Aunque los que con frecuencia se vuelven malignos, se deben a una condición por la exposición de medicamentos como el Tamoxifeno.

Puedes encontrar más información en los efectos secundario de algunas drogas.  Estos pueden aparecer debido a una exposición más corta del tamoxifeno en diagnósticos temprano del pólipo endometrial. TAmbién cuando el medicamento tiene una mayor duración de la recomendada. Estas acciones aumentan significante la aparición de pólipos endometriales malignos.

En algunos estudios las mujeres tratadas con tamoxifeno, mostraron un continuo avance de mutación del gen K-ras.

Las mujeres con pólipos tratadas con tamoxifeno, deben someterse a un muestreo histológico o estudio del tejido pólipo en el centro médico.

Hasta el 25% de las mujeres con flujos de sangrado anormales tienen un pólipo endometrial.

¿Cómo se detectan los pólipos en el útero?

Los pólipos en el útero se presentan hasta en el 20% de las mujeres, diagnosticado con mayor frecuencia a partir de los 50 años. Algunas situaciones de riesgo de contraer los pólipos del endometrio, son la menopausia tardía, así como el uso de medicamentos como el tamoxifeno.

Para obtener un diagnóstico de pólipos en el útero se realizan cualquiera de los siguientes procedimientos:

  • Ecografía pélvica transvaginal; Se realiza como diagnóstico para empezar con el reconocimiento de los pólipos en el útero.
  • Histeroscopia; Este método se realiza para confirmar la aparición de tumores benignos en la cavidad uterina o tejido del endometrio. Se realiza de forma ambulatoria induciendo un pequeño sistema óptico.
  • Histerosonografía; El diagnóstico se realiza por medio de sondas de imagen al interior de la cavidad uterina. Esto para diagnosticar algún sangrado aparente. Para esto se inyecta una infusión salina estéril en la cavidad del útero, de esta forma se puede utilizar un  transductor para ver las imágenes por ultrasonido.
  • Histopatología; El diagnóstico de pólipos por histopatología es necesario para recolectar muestras de tejido tumoral benigno. Podemos saber si existe algún tipo de pólipo uterino especial o si puede volverse maligno en el futuro.

También podemos detectar un pólipo endometrial si este sobresale por el cuello uterino.

Los diagnósticos de los pólipos en el útero pueden darse de distintas maneras. En los casos donde no podamos realizarlo de manera ambulatoria, puede ser necesario el uso de anestesia.

Extracción de pólipos en el útero

Los tratamientos de pólipos en el útero se realizan por medio de la extirpación o el uso de medicamentos para reducir el tamaño de estos, hasta su desaparición. Estos son realizados por un ginecólogo. Aunque algunas mujeres consideren hacerlo, los tratamientos de pólipos en el útero se realizan por sospechas de que es maligno, pudiendo sentir malestar o demasiado sangrado y flujos anormales.

La progesterona es uno de los medicamentos hormonales que se emplean para tratar los pólipos en el útero antes de una extracción. La extirpación se realiza por medio de un legrado, con o sin histeroscopia[2].

Para evitar algún riesgo al momento de realizar un legrado sin el uso de alguna cámara, las pinzas son necesarias durante el legrado, hasta visualizar el endometrio. Los pólipos uterinos grandes pueden ser cortados. Los pólipos que pueden ser malignos son extirpados quirúrgicamente.

En cualquier tratamiento para extraer los pólipos uterinos, se hace uso de anestesia general. Generalmente son:

  • Polipectomía; Se realiza por medio de un endoscopio y un electrobisturí. Rodea al pólipo y  procede a extraerlo.
  • Histerectomía
  • Histeroscopia
  • Legrado; Se realiza con pinzas que raspan y eliminan parte del tejido endometrial para extraerlo.

En los casos donde sea un poco difícil diagnosticar o el pólipo sea maligno, quizás sea necesario una histeroscopia. El procedimiento consiste e un aparato que se introduce en la cavidad del útero reflejando su interior y los pólipos sobre el endometrio.

¿Los pólipos endometriales pueden desaparecer solos?

Muchas mujeres se preguntan, si los pólipos uterinos pueden desaparecer con el tiempo por si solos. Los pólipos diminutos pueden no causar algún síntoma y desaparecen solos.

Los pólipos endometriales son fáciles de detectar. En casos donde los pólipos sean muy notorios o sean pólipos malignos, es aconsejable realizar un diagnóstico para descartar y eliminar los síntomas o molestias.

Pólipo endometrial operación

La operación de los pólipos endometriales pueden darse de manera ambulatoria o por cirugía.

Antes de la operación

  • El doctor puede pedirle que deje de tomar algún medicamento.
  • Se le puede pedir que realice el tratamiento luego de sangrado menstrual o antes de la ovulación.
  • Consulte al médico sobre algunos trastornos o afecciones médicas que pueda tener.

Dia  de la operación endometrial

  • Generalmente se le administra anestesia general. Quizás se le pida que no coma o beba 12 horas antes de la operación.
  • Tome algún medicamento que recomiende el médico.

Después de la operación

  • Puede regresar a casa el mismo dia, si no existen complicaciones.
  • Puede sentir algún calambre o sangrado un par de días después de la operación por pólipos endometriales.
  • Puede sentir dolor o molestia hasta que cicatrice o sane el tejido del revestimiento del útero.

No tenga relaciones sexuales o duchas vaginales hasta que el doctor lo indique. La recuperación puede durar alrededor de 14 días o algo mas.

Quitar pólipo uterino sin anestesia

Los tratamientos para extraer los pólipos uterinos sin anestesia pueden ser realizados por histeroscopia. Con los avances de los procedimientos endoscópicos se puede realizar una polipectomía uterina, en un ambiente ambulatorio sin la necesidad de hospitalización o recibir anestesia.
También podemos llevar el tratamiento al mismo tiempo de recibir el diagnóstico.

Pólipo endometrial en el embarazo

Los pólipos endometriales están relacionados con el embarazo. La  extirpación del pólipo aumenta las posibilidades de concebir.  Algunos estudios indican que pueden causar irritación en el revestimiento del útero interfiriendo con la implantación de un embrión. Es normal que los pólipos generen una respuesta inflamatoria crónica dentro del útero, debido a que el cuerpo reacciona para tratar de destruir el pólipo.

En cualquier caso, las mujeres pueden quedar embarazada, aunque los pólipos pueden dificulta el proceso. Los médicos pueden recomendar la histeroscopia para extirpar el pólipo uterino.

Consultas: Pathology  Endometrial  Treatments

La dispepsia, hinchazón e indigestión abdominal, son malestares generales en la zona del abdomen. Aunque Leer más..

El síndrome piriforme o piramidal es una de las causas del dolor en varias partes del Leer más..

La anorexia y bulimia son uno de los trastornos alimenticios más conocidos. Junto a la Leer más..

Andrea Garzon

Andrea Garzon

Egresada de la Universidad de la Coruña. Especializada en patologías del segmento Inflamatorio.
Maestría en Medicina Biológico-Naturista, por FUNIBER.
Andrea Garzon

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *