Pomadas para desinflamar tendones, dolores articulares y musculares

La artritis, los dolores articulares y las pomadas para aliviar los síntomas

Las dolencias que parecieran generarse en las articulaciones, proceden a veces de estructuras extraarticulares, como tendones, músculos o ligamentos. Ejemplos de estos casos son la tendinitis y las bursitis.

El verdadero dolor articular posiblemente o no se acompañe de inflamación de la articulación (artritis). La sintomatología más común de la inflamación articular son las dolencias. Las articulaciones inflamadas a su vez pueden estar hinchadas y calientes, y con menos recurrencia, la piel que las cubre puede encontrarse enrojecida.

Es posible que la artritis afecte solamente a las articulaciones de las extremidades o a su vez la columna vertebral, la pelvis o las articulaciones del esqueleto axial. El dolor puede aparecer solo con el movimiento articular o a su vez estar presente en el reposo. Otros síntomas, tales como la fiebre, la erupción cutánea, llagas en la boca o dolor ocular pueden presentarse dependiendo de la causa del dolor articular.

Causas

En la mayoría de las ocasiones, la razón de las dolencias poliarticulares es la artritis. Los trastornos que generan la artritis posiblemente difieran entre sí en determinados rasgos tales como:

  • Si la artritis es repentina (aguda) o de gran evolución (crónica)
  • Si afecta negativamente el esqueleto axial, como la pelvis o la columna vertebral.

La artritis aguda que afecta a diversas articulaciones se genera con más frecuencia gracias a:

  • Comienzo de una enfermedad articular crónica o de un brote de una enfermedad articular crónica preexistente (como la artritis psoriásica o la artritis reumatoide).
  • Infecciones víricas.

Las razones menos frecuentes de artritis poliarticular manifiestan la enfermedad de Lyme (que a su vez puede afectar a una única articulación), la artritis reactiva, la gota, a las infeccione bacterianas por estreptococos y la gonorrea.

Los tejidos bandos y sus síndromes

La tendinitis y la bursitis son dos de las enfermedades más frecuentes también llamadas síndromes reumáticos de los tejidos blandos. Esta forma de síndromes causa sensibilidad, inflamación y dolor en las estructuras y los tejidos que rodean las articulaciones, tales como los ligamentos, bursa y los tendones.

Las áreas comúnmente afectadas son ese alrededor de los codos, los dedos, los hombros, los pies, los tobillos, la cadera y las muñecas.

Muy frecuentemente, los síndromes de los tejidos blandos se desarrollan como resultados de movimientos repetitivos o traumas deportivos. En la mayoría de las ocasiones se presentan de repente, pueden durar por días, semanas o más, y después desaparecen luego de recibir tratamiento o descansar. A su vez es posible que ocurran nuevamente en el mismo lugar.

La bursitis

El término bursitis hace referencia a la hinchazòn de la bursa (pequeña bolsa que se ubica entre el músculo y el hueso, el tendón o la piel). La bursa facilita el deslizamiento entra todas estas estructuras, Hay varias bolsas alrededor del cuerpo y existe la posibilidad de que la bursitis se desarrolle en cualquiera de ellas.

·        Bursitis trocantérea

Esta bolsa se ubica sobre el hueso de mayor prominencia un lado de la cadera. Los síntomas que se manifiestan son dolor que se padece más que todo de forma gradual al lado de la cadera, al pararse de un bajo asiento, dolor al dormir del lado afectado por la bursitis el asiento de un vehículo o al subir las escaleras y una que otra vez, al correr o caminar.

·        Bursitis subacromial

Esta bolsa se ubica justo arriba de un conjunto de músculos en el hombro denominado “manguito rotador”. La bursitis en esta zona es común y se produce debido a una lesión, artritis, compresión, utilización excesiva del hombro o depósitos de calcio. Los síntomas incluyen dolor en la zona superior del hombro.

·        Bursitis isquial

La bursa isquial se encuentra en el inferior del hueso localizado en los glúteos, denominado el isquion. Hay la posibilidad de que la inflamación ocurra como resultado de estar sentado mucho tiempo en superficies duras o por una lesión. Ente los síntomas se mencionan el dolor al sentarse de manera directa en una superficie dura.

·        Bursitis prepatelar

Esta bola se localiza por debajo de la piel y delante de la rótula (hueso al frente de la rodilla). Se hincha debido a una lesión, frecuente irritación al arrodillarse, infección o gota. Entre los síntomas que destacan está la hinchazón de la rodilla que se acompaña de un intenso dolor, lo que impide o dificulta arrodillarse.

Tendinitis

La tendinitis es una irritación o inflamación del tendón, el cual resulta en un gran cordón que une el músculo con el hueso. Los tendones transmiten el poder causado por los músculos para colaborar en el movimiento de la articulación.

·        Síndrome del pellizcamiento o tendinitis del manguito rotador

Son los cuatro músculos que forman parte del manguito rotador. Estos músculos sirven para darle movimiento al hombro hacia adentro y hacia afuera. La tendinitis del manguito rotador se genera debido a la utilización excesiva o una lesión del hombro.

·        Tendinitis bicipital

El tendón se ubica frente al hombro y permite flexionar el codo y el hombro hacia adelante y a girar el antebrazo. La inflamación de este tendón tiene la posibilidad de ser causado por una lesión o su utilización excesiva, Los síntomas suelen ser dolor delante del hombro que puede irradiarse al antebrazo y el codo.

¿Qué productos pueden usarse para curar este dolor?

Mentol, eucalipto y alcanfor

Estos componentes al ser añadidos en las cremas dan una sensación de frío o frescura.

Estos actúan inhibiendo las señales del dolor que las neuronas mandan al cerebro y estimulando las terminales nerviosas, de forma que se inhibe la percepción de dolor, es como si de cierta manera al no llegar estas señales se encubrieran.

Anestésicos tópicos locales (Prilocaína, lidocaína)

Otra forma de aliviar tópicamente el dolor es con parches o cremas que tengan analgésicos, aunque estos son solo posibles de adquirir bajo prescripción médica ya que se trata de fármacos.

Es posible utilizar a manera de cremas o parches, sobre todo cuando los dolores son puntuales, muy localizados e intensos.

Productos naturales

Estos tienen poder analgésico, rubefaciente o antiinflamatoria.

En personas que sufren artrosis o degeneración articular es aconsejable alternar este tipo de productos con los fármacos, para evitar más que todo una sobredosificación, interacciones y los efectos secundarios de muchos de estos fármacos.

Pomadas para desinflamar tendones, dolores articulares y musculares
4.1 (82.5%) 8 votos
   
PortalesMedicos.com
    © inflamaciones.com 2019     Quiénes somos   Contacta con nosotros   Términos y Condiciones   Política de privacidad   Política de cookies