Tratamientos y anti-inflamatorios para tendinitis en la pierna

La tendinitis se manifiesta cuando hay una inflamación en la zona de los tendones. Por lo general producto de un sobre estiramiento, una lesión de impacto o el uso excesivo. La tendinitis se puede presentar en cualquier zona o región del cuerpo, donde el músculo se une al hueso, las zonas mas comunes son en el codo, la muñeca, hombro, cadera, talón y rodilla. Es importante identificar y tratar la tendinitis con rapidez para asegurar que puedas seguir con tus actividades diarias.

Tendinitis o tendones inflamados en la pierna

Los tendones de la pierna inflamados provocan dolor dentro y alrededor de las articulaciones. La tendinitis en los tendones de la rodilla, suelen confundirse con la enfermedad llamada artritis. Según el Instituto Norteamericano de Reumatología, para saber si la tendinitis es la causa del dolor, inflamación de pierna o rodilla, el doctor  solicitara un historial médico, preguntará sobre tus actividades recientes y te hará un examen.

El dolor en la pierna y rodilla puede darse debido a calambres en los músculos  cuyas causas frecuentes son:

  • Estado de deshidratación o volúmenes bajos de potasio, sodio, calcio o magnesio en la sangre
  • Fatiga o distensión muscular por sobrecarga, ejercicio excesivo o por sostener un músculo en la misma posición durante un tiempo prolongado
  • Medicinas y sustancias (algunas como diuréticos y estatinas)

Una lesión también puede causar dolor de pierna por:

  • Desgarro o estiramiento muscular exagerado (distensión muscular)
  • Fisura delgada en la zona del hueso (fractura por sobrecarga)
  • Tendón interior y/o exterior inflamado (tendinitis)
  • Calambres en la pierna y dolor en la parte frontal por sobrecarga o golpes sucesivos.

Otras causas comunes de dolor en la pierna son:

  • Ateroesclerosis que no deja el paso de sangre hacia las arterias
  • El daño al nervio común en personas fumadoras, diabeticas y alcohólicas
  • Infección del hueso (osteomielitis) o de la piel y el tejido blando (celulitis)
  • Coágulos de sangre (trombosis venosa profunda) esto puede deberse al reposo prolongado en la cama
  • Hinchazón de las articulaciones de la pierna por artritis o gota
  • Venas varicosas

Tratamientos y medicación

El tratamiento para el dolor de piernas por tendinitis comprende descansar para evitar empeorar el tendón, usar compresas de hielo ayuda mucho y se debe mantener la pierna elevada en los momentos de descanso para calmar la hinchazón. Usar bandas elásticas reduce la sensibilidad limitando la tensión que el tendón ejerce en el hueso. Se observa que generalmente el entrenamiento puede reanudarse luego de un par de días de tratamiento, o cuando disminuye el dolor.

El tratamiento de la tendinitis requiere el uso de sustancias antiinflamatorias con el objetivo de reducir la inflamación y el dolor en la zona. No obstante, también es indispensable la fisioterapia con el objetivo de estirar y fortalecer tanto el tendon como el musculo, para que vuelva a funcionar con normalidad, además de prevenir nuevas lesiones en el futuro.

La tendinitis en la zona de la pierna y rodillas, debe tratarse lo antes posible, debido a que en los casos mas graves se produce la rotura de los tendones y ligamentos cuando no se da el tratamiento correcto. Raramente es necesario recurrir a la cirugía para eliminar el tejido inflamado.

Elongación o estiramiento muscular

 

Para la tendinitis alrededor de la rodilla, se recomienda realizar una elongación de la pantorrilla, apoyándote contra una pared con las manos y moviendo un pie hacia la pared. Mantén el talón de atrás sobre el suelo y flexiona la rodilla de adelante hasta que sientas el estiramiento en la pantorrilla de tu pierna trasera.

Haz un estiramiento de cigüeña parada con el pie de la pierna herida sobre una silla detrás de ti y la rodilla apuntando hacia el piso. Cambia las caderas moviendolas hacia adelante, pero sin inclinarte para sentir la elongación en los músculos del muslo.

Estos estiramientos ayudan deben realizarse cuando la inflamación y el dolor de los tendones no sean fuertes. Se debe tener en cuenta las bandas elásticas en las rodillas.  Las elongaciones suaves se deben ir aumentando cada cierto tiempo hasta la recuperación del musculo.

Fortalecimiento

cdn.hsnstore.com/blog/wp-content/uploads/2018/10/butt-wink.jpg

Para fortalecer los músculos alrededor de la rodilla lastimada, haz una sentadilla de cadera asistiéndote contra una pared y elevando la pierna lastimada. Flexiona la rodilla herida hasta que sientas la incomodidad; emplea el peso del cuerpo para fortalecer el músculo. Realiza una breve pausa y regresa ligeramente a la posición de pie. Haz una pequeña sentadilla parándote contra la pared con las piernas a 30 o 60 cm, frente a ti. Desliza la espalda hacia abajo sobre la pared, flexionando las rodillas no mayor a 90 grados. Mantén la postura durante dos respiraciones y luego regresa la posición normal.

Medicamentos

Los objetivos del tratamiento de la tendinitis son reducir la hinchazón y aliviar el dolor en la zona afectada. Es muy común, ocuparse uno mismo de la tendinitis, mediante descanso, hielo y analgésicos de venta libre. Es un tratamiento aceptable siempre que los tendones y articulaciones no se vean muy afectadas, de lo contrario es necesario que acuda a un medico para realizar en tratamiento correcto.

Para la tendinitis en la zona de la pierna o en casi la mayoría de tendones del cuerpo, el médico puede recomendarte estos medicamentos:

  • Analgésicos:  Se pueden tomar aspirinas, naproxeno sódico, ibuprofeno, puede aliviar el malestar relacionado a la tendinitis. Las cremas tópicas con medicamentos antiinflamatorios, populares en Europa y cada vez más accesibles en América, también pueden ser practicas para aliviar el dolor sin los efectos secundarios posibles de ingerir antiinflamatorios por vía oral.
  • Corticoesteroides:  De ser el caso, el médico puede que suministre una inyección con corticoesteroide cerca de un tendón para calmar la tendinitis. Las inyecciones de cortisona reducen la inflamación y pueden ayudar a aliviar el dolor. No es recomendable que se aplique los corticoesteroides para tratar la tendinitis que dure más de tres meses (tendinitis crónica), dado que las inyecciones reiteradas podrían debilitar un tendón y elevar el riesgo de desgarro.
  • Plasma rico en plaquetas (PRP). El procedimiento con PRP se realiza tomando una muestra de tu sangre y centrifugarla, o someterla a un proceso de separación de plaquetas y otros componentes de regeneración. Luego, la solución se inyecta en la zona de irritación crónica del tendón inflamado. Actualmente se siguen investigando otros usos, las concentraciones y las técnicas empleadas eb tendinitis de la pierna son óptimos, la inyección de PRP en la región de irritación crónica del tendón ha confirmado ser favorable en el tratamiento de muchos trastornos crónicos del tendón.

Cirugías y otros procedimientos

En los casos de tendinitis crónica, los síntomas pueden ser ampliarse por mas tiempo y las técnicas de fisioterapia no pueden hacer mucho ante el daño del tendon de la zona de pierna. Según la gravedad, el médico te puede sugerir lo siguiente:

  • Procedimiento con ultrasónico. Este tratamiento mínimamente invasivo, se realiza haciendo una pequeña incisión para insertar un dispositivo especial que quita el tejido cicatricial del tendón con ondas sonoras ultrasónicas.
  • Punción seca. Este proceso consiste en hacer pequeños orificios en el tendón con una aguja fina para estimular factores del organismo  involucrados en la curación del tendón.
  • Cirugía. Dependiendo de la gravedad de la lesión en el tendón, se puede necesitar reparación quirúrgica, especialmente, si el tendón dañado se ha desprendido del hueso.

Estilo de vida y remedios caseros

Para tratar la tendinitis en la pierna y otras articulaciones del cuerpo, debes tener presente cuatro pasos: descanso, hielo, compresión y elevación. Este tratamiento puede ayudar a acelerar tu recuperación y a prevenir posibles problemas en el futuro.

  • Reposo: Evita en lo posible las actividades que aumenten el dolor o la hinchazón. No intentes laborar ni realizar algún juego o deporte mientras sientas el dolor. El descanso es importante para que sane el tejido afectado. No es necesario reposo absoluto en cama. Puedes hacer otras acciones y ejercicios que no presionen el tendón lastimado. Podrías realizar ejercicios de natación y otros acuáticos.
  • Hielo: Para reducir el dolor, los espasmos musculares y la hinchazón, aplica hielo en la zona lastimada por hasta 15 minutos varias veces por día. Las compresas de hielo, el masaje con hielo o los baños con agua helada pueden ser de ayuda. Para el masaje con hielo, congela un vaso con agua para que puedas sostenerlo al aplicarte hielo directamente en la zona inflamada.
  • Compresión: Debido a que la hinchazón puede provocar un menor movimiento en la articulación lesionada, comprime la zona hasta que haya desaparecido la hinchazón. Lo mejor son las compresas o las bandas elásticas compresoras.
  • Elevación: Si la tendinitis te afecta la rodilla, eleva la pierna afectada por encima de la altura del corazón para ayudar a disminuir la inflamación.

Si bien el descanso es fundamental para tratar la tendinitis en la pierna, la inactividad prolongada puede causar rigidez en las articulaciones. Después de algunos días de descanso absoluto de la pierna afectada, muévala suavemente en toda su amplitud de movimiento para mantener la flexibilidad de los tendones y articulación.

También puedes emplear los medicamentos de venta libre, como aspirina, naproxeno sódico, ibuprofeno o paracetamol, en un intento por reducir la incomodidad relacionada con las inflamaciones y dolores en los tendones y articulaciones de la pierna y otras zonas afectadas.

Los automasages ayudan a aliviar los tendones cuando se tiene dolor por tendinitis. Procure masagear suavemente y repetirlo varias veces al dia.

Prevención

Previene el dolor de piernas por tendinitis realizando estiramientos musculares completamente, y precalentando antes de empezar cualquier actividad física. Usa bandas de peso o resistencia para desarrollar fuerza en los músculos alrededor de la articulación sentida. Debes empezar los nuevos programas de ejercicio lentamente, aumentando la duración y agregando peso a un ritmo que no sobrecargue tus músculos, articulación o tendones. Siempre debes tomar un descanso para estirar, y así mantener tus tendones y músculos precalentados y flexibles.

 

Tratamientos y anti-inflamatorios para tendinitis en la pierna
4.4 (87.5%) 8 votos
        © inflamaciones.com 2019     Quiénes somos   Contacta con nosotros   Términos y Condiciones   Política de privacidad   Política de cookies